fbpx Entrevista a Bernarda Llorente, Presidenta de TELAM, Politóloga, Periodista y productora. | Otra Voz
Entrevista a Bernarda Llorente, Presidenta de TELAM, Politóloga, Periodista y productora.
Bernarda

Bernarda Llorente: Hola ¿Cómo están? Buenas tardes a todos.

D. L.: Nos gustaría que con tu experiencia como profesional y trayectoria en los medios de comunicación nos des una mirada de como ves a los medios de comunicación en general.

B. LL.: Eso es complicado porque incluye muchos aspectos. Yo creo que en primer lugar los medios hace rato que están en transición, están en un cambio de paradigma, la tecnología, que llevó a todos los medios a tener que adaptarse y usar otros lenguajes al mismo tiempo que segmentó mucho las audiencias y me parece que todavía los medios están en esa búsqueda. Sin embargo cuando uno ve hoy el panorama mediático tanto en Argentina como en el mundo, creo que lo que define básicamente el mapa de medios es, por un lado, la concentración. Los grandes medios están concentrados en muy pocas manos y después al mismo tiempo conviven muchas voces que quieren expresarse y que a veces no consiguen los canales para hacerlo. Entra un nuevo paradigma en el cual las audiencias o los ciudadanos, somos al mismo tiempo receptores y emisores de información, Y esto creo que cambia un montón de cosas. Esto vino acompañado del sueño de una comunicación mucho más democrática como que todas las voces valían lo mismo, y eso fue una etapa. Y hoy nos encontramos con un mapa de medios donde están las posibilidades tecnológicas de participación, pero al mismo tiempo seguimos básicamente en la concentración.

D. L.: Básicamente y aprovechando que estás en la Agencia de Noticias TELAM me gustaría saber en qué condiciones encontraste la Agencia ni bien asumiste.

B. LL.: Mira la Agencia estaba muy mal porque, obviamente, fue vocación del anterior Gobierno del macrismo, si podía, destruir y sino al menos congelar los medios estatales. Creo que por varias razones, una porque les costaba controlarlo y otro porque también creyeron que al tener bastante apoyo en distintos medios en el panorama argentino no necesitaban los medios estatales. Al mismo tiempo que creyeron que las nuevas tecnologías también eran mágicas y no eran producto también, o una caja de resonancia, de los medios tradicionales. En medio de ese mapa mediático en los cuales ellos creyeron y que finalmente supongo que hoy están revisando, porque algunos conceptos que tenían en cuanto a la comunicación no resultaron y de hecho no les resultaron al perder las elecciones. Eso es materia de otro análisis. TELAM te diría que fue el caso testigo, empezaron por TELAM, despidieron a 357 trabajadores, prácticamente liquidaron la Agencia ,la convirtieron en una Agencia de Noticias paralela muy chiquita y cuando llegamos a TELAM estaba muy lejos de funcionar como una Agencia de Noticias tan importante como es TELAM. No nos olvidemos que la Agencia Estatal tiene 76 años y es la Agencia más importante de América Latina. Nos encontramos con una estructura muy oxidada a la que además le habían roto el tejido social entre los trabajadores y trabajadoras a partir de las propias pujas y divisiones que crearon. Fue un desafío la reconstrucción de TELAM pero creo que hoy la Agencia está bastante recompuesta y mirando más hacia el futuro que hacia el pasado.

D. L.: recuerdo que nosotros formamos parte de la movilización popular cuando hubo ese despido masivo de 357 trabajadores. ¿Fueron finalmente reincorporados esos trabajadores? Sabemos que al inicio de tu gestión vos ibas a reincorporarlos o tenías intenciones de hacerlo.

B. LL.: Sí, nosotros incorporamos a todos los trabajadores y trabajadoras. Fue una de las condiciones para venir a TELAM que esto estuviera solucionado y la verdad que el Gobierno Nacional puso todo a disposición en la reconstrucción de la Agencia. Fueron incorporados todos los despedidos, algunos habían llevado otros caminos. Y en su momento habían decidido no hacer acciones judiciales para la incorporación y la verdad que pudimos reincorporar a la mayor parte de todos los trabajadores y trabajadoras y a todos los que habían iniciado alguna acción judicial, otros habían renunciado y habían decidido, digamos, cobrar la indemnización y no volver a TELAM. Te diría que sí nosotros cumplimos con todos los casos y cerramos en este año todo el nivel de conflictividad que estaba abierto entre TELAM, entre los trabajadores de TELAM y el Estado.

D. L.: Eso me parece que es importante, tanto es un gesto del Gobierno Nacional y obviamente tuyo de ponerte vos al frente de la Agencia porque me parece que era una de las cosas que debíamos hacer cuando fuéramos gobierno de alguna manera.

B. LL.: Claro. Era el piso del cual partir.

Raquel Pina: Hola Bernarda mucho gusto soy una admiradora tuya obviamente, una alegría poder conocerte aunque sea por este medio. Me gustaría que nos contaras, después de un año y medio de gestión del gobierno, cuáles son los desafíos que le esperan a la Agencia y al campo comunicacional argentino en lo que sigue. Teniendo en cuenta que estamos en una pandemia, todo es mucho más complicado que lo habitual y ¿cómo es que vamos de acá para adelante justamente con la concentración de medios que tenemos en la parte privada?

B. LL.: Si, a tres meses de asumir en mi cargo empezó la pandemia y por lo tanto también empezó el trabajo remoto en su gran mayoría salvo las actividades que tenes que cumplir presenciales como son los fotógrafos, los camarógrafos, etc., etc., porque no podes hacer el trabajo desde tu casa. Todas las acciones que pudimos hacer remotamente las hicimos y también planificamos la vuelta para la pospandemia. Me parece que la pandemia nos deja como bastantes enseñanzas y que ahora viene el desafío de la continuidad. Cuando empezamos a reconstruir TELAM teníamos dos caminos. Uno era reconstruirla para atrás con lo que había sido TELAM más los 4 años de gestión del macrismo o intentar construir una agencia con futuro. La verdad es que las Agencias de Noticias del mundo que sobrevivieron son aquellas que lograron reconvertirse. Las que entendieron la digitalización que hoy existe en los medios y los nuevos lenguajes. Hablar de una Agencia de Noticias sólo a través de los cables sería una foto. Eso es insuficiente en términos de información y también es bastante poco útil para aquellos medios más pequeños y medianos, en los que los costos más grandes en la posibilidad justamente de producir contenidos que tengan que ver con una concepción audiovisual. Creo que el desafío como Agencia de Noticias estatal es por un lado lo que venimos haciendo que es recuperar la credibilidad, en un mundo lleno de noticias falsas donde la credibilidad o la verdad perdió valor pero que ahora en la pandemia volvió a recuperarse en algún sentido, digamos, no por parte de los medios concentrados pero sí de las audiencias. Éstas sí buscan información fidedigna. Esto es por un lado recuperar la veracidad, que a mí me pone orgullosa que esté en TELAM, porque es información confirmada. Te diría que es volver a las fuentes de un periodismo que más allá de la mirada que tengas. Y obviamente todos tenemos una mirada comprometida frente a la construcción del mundo que queremos. Es la discusión de ideas pero no la manipulación de los contenidos. Hoy volver a las fuentes del periodismo parece casi revolucionario y es tan elemental como volver al chequeo de la información, de una información con contexto, es volver a las fuentes, etc., etc. Y creo que también lo importante - y esta es una función fundamental en esta etapa de pandemia y de repensar el mundo que se viene - es abrir las posibilidades del debate, abrir las posibilidades de las agendas, abrir las posibilidades de nuevas visiones de distintos puntos de vista. Creo que es lo mejor que nos puede pasar. No queremos reproducir un mundo que mostró sus límites en la pandemia. Finalmente tenemos la posibilidad de intentar construir algunas cosas de otra manera. Creo que el desafío de TELAM es, justamente, acompañar esta concepción en términos mediáticos. Poder primero que todos los trabajadores y trabajadoras de TELAM puedan volver a sentir orgullo de pertenecer a TELAM. Y creo que lo sienten. Segundo es intentar hacer el periodismo de mayor calidad y más creíble en lo que sea. Y también el desafío frente a medios que van segmentando sus audiencias y van perdiendo audiencias, volver a recuperarlas a partir de hablar nuevos lenguajes. Los contenidos son los mismos. Lo importante es trabajar mucho en segmentos específicos, en cómo llegamos a las distintas franjas etarias, sociales y poblacionales en una Agencia que tiene un cometido que es federal, llegar a todo el país.

D. L.: ¿Considerás importante el buen manejo de los medios públicos para contrarrestar a los grandes monopolios? Te pregunto esto porque cada vez estamos más avasallados por los distintos canales y los distintos multimedios que distorsionan la información. En el canal público veo como que hay poca información que contrarreste eso. El tema básicamente de difundir más la gestión del Gobierno.

B. LL.: Yo creo que se defiende bastante. Vamos a distintos planos, Canal 7 por ejemplo es un canal de televisión generalista, no es un canal de noticias. Canal 7 tiene el formato, como televisión abierta, de los otros canales de televisión abierta, obviamente, con contenidos que tienen que ver con una función estatal, en el sentido que es un canal que informa, y que también forma, porque también forman todos los canales En realidad forman o deforman a sus audiencias. Pero más allá de este hecho puntual o de cómo se maneja la comunicación, me parece que la cuestión está en el bombardeo de intoxicación de noticias que vivimos, que hace que terminemos viviendo en una burbuja. Entonces nos termina pareciendo que toda la realidad virtual que consumimos a través de los medios y las redes sociales tiene un impacto enorme en la realidad. Y cuando uno analiza el tema desde un punto de vista más sociológico, ve que lo que hace la información en algunos sectores no es tan fuerte. La verdad que muchas veces la gente está mucho más preocupada por su metro cuadrado, por cómo encarar la vida cotidiana más allá de lo que dicen los medios. Dicho esto creo que uno de los puntos a trabajar también y es muy importante y creo que el Gobierno ha dado pasos importantes, es garantizar el acceso a la información en términos universales, la información como derecho humano y en esto tiene mucho que ver la conectividad que la pandemia puso de lado. Creo que desde el Estado hay que impulsar, y se está impulsando mucho la conectividad. Pensemos que hay gente que no puede acceder ni siquiera a determinadas situaciones de conectividad que le pueden cambiar la vida. Desde poder acceder a un trabajo hasta poder acceder a determinados conocimientos. Vemos esto incluso en términos de educación, y esto lo puso bastante claro la pandemia, en cuanto a la diferencia de posibilidades de los distintos niños y niñas de acuerdo a sus clases sociales. Diría que uno de los temas importantes para contrarrestar los efectos de la gestión anterior es la conectividad. Creo que la conectividad democratiza. Prácticamente el 95 por ciento de las líneas de celulares son prepagas y por lo tanto el acceso que pueden tener grandes sectores de la población a la información que circula por las redes es muchísimo más limitado. Y también esto ocurre en muchas zonas del país donde es bastante asimétrico el acceso a la comunicación. Me parece que esto es un punto importantísimo. Garantizar la libertad de expresión te diría que es garantizar el acceso a la información como un derecho universal.

D. L.: Me gustaría que nos des tu visión acerca de las radios alternativas que de alguna manera estamos tratando de colaborar y estuvimos batallando durante cuatro años en el gobierno de Macri y seguimos en la misma sintonía tratando de contrarrestar un poco todo este aluvión de comunicación

B. LL.: Mira justamente cuando vos hablabas de los medios estatales después me fui por las ramas hablando de distintas cosas de la conectividad y demás pero también quería señalar lo importante que son los medios comunitarios, lo importante que son los medios cooperativos, lo importante que son los medios universitarios, lo importante de la resistencia desde los medios más pequeños pese a la concentración que también ha marcado la coyuntura argentina. Cuando uno piensa por ejemplo lo que vos decías en relación a la resistencia al macrismo, la verdad la resistencia al macrismo se dio desde medios muy pequeños y con mucha voluntad política y con mucha militancia también. Y creo que la concentración si bien dificulta muchas cosas no nos debe hacer perder de vista el trabajo que todos los días hacemos todos nosotros para un cambio de paradigma y también de sentidos comunes. Y a veces es como injusto, no hay reconocimiento. Incluso escucho muchas veces a gente, a periodistas con los que uno comparte un espacio, que sólo hablan del efecto de los grandes medios, de los medios concentrados. Me parece realmente una injusticia no hablar del efecto positivo justamente de una agenda positiva de los medios que todos los días la pelean, la pelean en Argentina por otras convicciones y para construir otro tipo de sociedades y eso fue lo que finalmente permitió que apareciera la verdad frente a la apariencia en términos de la comunicación del macrismo. Creo que hay que reforzar mucho estas redes, estas redes mediáticas, estas redes comunitarias y que tampoco hay que desesperarse ni pensar que lo mediático finalmente reemplaza a otros valores, otros conceptos y también finalmente a la política. Creo que se está haciendo un gran trabajo y que probablemente todos tengamos que redoblar los esfuerzos frente a esta ofensiva mediática enorme que existe por parte de los medios concentrados. Pero es muy importante lo que cada uno está aportando desde su lugar, sea más chico, más mediano, más grande. Así que quería felicitarlos.

D. L.: La verdad a nosotros nos pone muy contentos esta respuesta que estás dando. En el caso de nuestro programa, esta es ya es la cuarta radio en que estamos. Estuvimos en Radio en Casa, estuvimos en Radio Con Aguante, en Radio Hache de Fernando Borroni y actualmente estamos en Radio Caput, así que la verdad nos alegra muchísimo estas declaraciones tuyas. La última pregunta es de tipo técnico, y se refiere a si te parece si es importante para un periodista tener experiencias en la producción como una herramienta para el ejercicio del periodismo.

B. LL.: Me parece fundamental, creo que para un periodista, yo empecé siendo periodista es muy importante pasar a la producción, después a la programación en la tele y demás. Me parece que podemos desarrollar mucho mejor nuestro oficio a medida que tengamos muchas más posibilidades y más herramientas. Creo que ya la división entre producción y periodismo es cada vez menor, ya que forma parte de un todo. Y cuando sos periodista y sos capaz de pensar al mismo tiempo como productor, sos capaz de generar muchísimos mejores contenidos y sobre todo contenidos más atractivos y con otras llegadas. Yo creo que nunca es suficiente la formación de un periodista, que es una formación permanente, es continua y en el cambio de los medios, en este cambio de paradigma te diría que es crucial. Creo que el mejor valor que hoy pueden tener los jóvenes periodistas es tener la cabeza muy abierta, ser muy curiosos y sobre todo ser muy capaces de aprender todo el tiempo. Creo que la mejor enseñanza, el mejor saber es aprender a aprender todo el tiempo. No cerrarnos a las cosas nuevas, no ser esquemáticos sino justamente no temerle a los cambios sino poder utilizar los cambios en función de lo que uno cree y en función de ser el mejor profesional posible.

D. L.: Bueno Bernarda la verdad un placer enorme que hayas pasado por nuestro programa.


 

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.