fbpx Diez y van… | Otra Voz
Diez y van…
Pandemia y producción agropecuaria

Décima edición de Identidad Colectiva y, a su vez, de “Algo más que un yuyo”, la sección agroeconómica de nuestro portal guiado con mucha perseverancia y esfuerzo por Claudio Posse, en pocas semanas consideramos haber generado un nuevo ámbito de debate político en el marco de un escenario fuertemente polarizado, intentando esquivar la dicotomía de los pro y los anti cuarentena, planteando fundamentalmente los desafíos que nos esperan al finalizar la crisis sanitaria y nos encontremos con un tejido productivo en condiciones críticas, una frágil situación social y una economía condicionada, al menos hasta hoy, por la reestructuración de la deuda y la falta de una clara dirección, o al menos lo poco que sabemos quiénes la componemos.

Desde esta sección busco abordar los temas del agro combinando contenidos técnicos con cierta didáctica para poder llegar a la más amplia gama de lectores, habrán notado en algunos de los artículos un tono crítico, propio de quien les escribe, cuyo único fin es aportar temas de debate y en lo posible propuestas e ideas que recopilo en muchos casos de los comentarios que ustedes me hacen domingo a domingo, por eso es que el ida y vuelta es tan importante para mi e insisto en que me hagan llegar todos esos aportes, críticas, comentarios y dudas que tengan.

El jueves por la noche el Presidente anunció una nueva extensión del Aislamiento Preventivo Social y Obligatorio, en esta ocasión por tres semanas, seguramente intentando reducir la incertidumbre y cambiar la agenda, aunque a la vez generando más dudas respecto de la pregunta que al menos los bien intencionados nos hacemos: ¿hasta cuándo durará?

La respuesta creo es simple, hasta que la situación sanitaria lo amerite. Sin embargo, me incluyo dentro del grupo de los que creemos que es momento de realizar reformas estructurales o al menos de alto impacto para modificar el status quo que se perfila al término de la “cuarentena”. Status quo para no utilizar palabras apocalípticas que poco aportarían a la situación.

Volviendo a las reformas estructurales. Esta semana dirigiéndome a mi trabajo, (actividad esencial en el sector alimentario), escuché una entrevista que le realizaron al empresario textil Teddy Karagozian en El Destape Radio, quien en septiembre del año pasado lanzó un libro, de libre difusión, llamado “Revolución Impositiva”, el cual, al margen de mi opinión personal, constituye una propuesta que recomiendo a todos leer más allá de cual sea la ideología política de cada uno de ustedes.

¿Qué tiene que ver con el agro? se preguntarán.

Para quienes vemos el día a día del sector observamos cómo personas, empresarios, productores, en general parados sobre un privilegio como es poseer una unidad productiva de tierra o quienes ostentan la conducción de las principales gremiales sectoriales, suelan recurrir a un discurso monotemático basado en la discusión sobre los derechos de exportación y no a acercar propuestas concretas desde un marco sectorial como hizo Karagozian, sin recurrir a la agresión política de bajo nivel o en el marco de esta conducción nacional a un anti peronismo explícito que tampoco aporta al bienestar y futuro del sector agropecuario.

Cualquier planteo a nivel país que fomente la inversión, el crecimiento del empleo formal y en condiciones dignas y la producción serán seguramente medidas que favorezcan al agro, y en particular, al agregado de valor de las materias primas, agroindustria mediante. Es por ello que en esta décima edición pongo a disposición este espacio de Identidad Colectiva para que cualquier sector del entramado económico argentino, presente sus propuestas generando así un marco de debate enriquecedor con el solo objetivo de tener un país mejor, justo y con igualdad de oportunidades a lo largo y ancho de nuestro territorio.


Fuente: Identidad Colectiva

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.