fbpx Otra Voz

Vengo a proponerles un sueño...

Si hay algo que resulta indudable es que durante los doce años del Kirchnerismo los argentinos aprendimos a distinguir quienes son los dueños del poder real y a entender como funcionan las corporaciones mediáticas y económicas.

Censurados (en nombre de la libertad)

Episodio 1: el último sábado entrevisté al ex vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto. Hizo declaraciones fuertes y la nota fue levantada por los principales medios de este país, entre ellos el portal INFOBAE y los diarios Clarín y La Nación. Incluso el diario ABC de España, a través de una corresponsal militante, se hizo eco de la nota. Días después, varios editorialistas dedicaron sus espacios de radio y televisión para comentar las supuestas declaraciones de Mariotto. Digo “supuestas” porque la mayoría de los medios reprodujo el recorte de la nota radial que había realizado el primer medio importante que levantó la nota. No usaré este espacio para hacer una exégesis de las palabras de Mariotto pero claramente hubo una tergiversación. Se presentó a Mariotto como formando parte del gobierno y como protagonista de una estrategia gubernamental por la cual se eligió a un moderado para engañar al electorado y luego dar rienda suelta al “verdadero peronismo” que vendría a estatizar los servicios públicos y el comercio exterior cuando él simplemente dijo que eso era lo que le gustaría aunque lamentablemente, en el gobierno, no había lugar para el debate. Es decir, lo que era una crítica al gobierno se expuso como un plan del gobierno y para reinstalar la idea de la coexistencia, cada vez más en tensión, entre un ala dura y un ala moderada dentro del Frente.

Doña Jana Machado

Al no tener otro medio por el cual comunicarme con vos, debo hacer uso del que tengo a mano. Te pido disculpas por expresarme en español, pero mi portugués es muy limitado y me gustaría que lo que voy a decir sea fielmente comprendido. Te ruego que si alguna palabra no alcanzás a entenderla, pidas ayuda para evitar las malas interpretaciones.

La ignorancia de las élites

Los procesos de crisis, ponen en evidencia los comportamientos sociales más profundos, aquellos que hacen a la mirada construida, por el relato dominante durante siglos, que privilegia la visión histórica pequeña, construida por los europeos, siempre referencial y sobre personajes, presentándose como incubadora del mundo y la otra historia, la grande, que relata los acontecimientos humanos, desde los pueblos.

Modelo argentino para el proyecto nacional - 4

El gasto en investigación y desarrollo debe ser tan grande como jamás lo haya sido hasta ahora, pero tan bien programado como para soslayar cualquier posibilidad de despilfarro. Deben aprehenderse bien estos conceptos, pues son absolutamente esenciales: sin tecnología nacional no habrá una industria realmente argentina, y sin tal industria podrá existir crecimiento, pero nunca desarrollo.

Modelo argentino para el proyecto nacional - 3

Me parece evidente que la indebida utilización de tales mecanismos de difusión cultural enferman espiritualmente al hombre, haciéndolo víctima de una patología compleja que va mucho más allá de la dolencia física o psíquica. Este uso vicioso de los medios de comunicación masivos implica instrumentar la imagen del placer para excitar el ansia de tener. Así, la técnica de difusión absorbe todos los sentidos del hombre a través de una mecánica de penetración y la consecuente mecánica repetitiva, que diluyen su capacidad crítica.

Modelo argentino para el proyecto nacional - 2

Cada país participa de un contexto internacional del que no puede sustraerse. Las influencias recíprocas son tan significativas que reducen la posibilidad de éxito en acciones aisladas. Es por eso que la comunidad latinoamericana debe retomar la creación de su propia historia, tal como lo vislumbró la clarividencia de nuestros libertadores, en lugar de conducirse por la historia que quieren crearle los mercaderes internos y externos.

Compartí

Cortes de radio

Twitter Otra Voz