fbpx Doña Jana Machado | Otra Voz
Doña Jana Machado
Gobierno de facto boliviano amenazó a Comitiva argentina.

De mi consideración:

Al no tener otro medio por el cual comunicarme con vos, debo hacer uso del que tengo a mano. Te pido disculpas por expresarme en español, pero mi portugués es muy limitado y me gustaría que lo que voy a decir sea fielmente comprendido. Te ruego que si alguna palabra no alcanzás a entenderla, pidas ayuda para evitar las malas interpretaciones.

Me enteré que dejabas de ser parte de Portal Desacato y hacías acusaciones de "racismo".
Como soy colaboradora externa de Desacato, me sentí golpeada, ya que semejante acusación, estaba incluyéndome.

Como por razones de salud estoy alejada de los medios desde hace unos meses, me tomé el atrevimiento de buscar en tu muro las notas que habías subido, hechas para JTT y otras... Y no te vi trabajando incómoda, al contrario.
Se te ve radiante, entrevistando a negros y negras, mulatos y mulatas, con total libertad.

Fui al Portal, porque tal vez, al no haber estado al pendiente, me había perdido de algún cambio en la línea editorial que pudiera hacer pensar que eran racistas.
Pero veo todo lo contrario: todas las voces de los oprimidos están representadas.

Eso es un lujo. En mi país, eso no es habitual.

Quise entrar en la videoconferencia que hiciste hoy por la tarde, pero mi conexión de internet es muy mala y no me permitía abrir el video. De verdad quiero entender cuál es el reclamo.

Te vi, muy jocosa, con tus amigos, en lo que parecía ser una reunión de estudiantes adolescentes, así que supongo que debieron divertirse mucho. Lamento no haber podido participar para entender cuál es el motivo de tu supuesto enojo. Digo supuesto, porque no te vi enojada. Tal vez lo estés y disimules para quienes te observan.

Debo decir, que a lo largo de los años que llevo colaborando para Desacato, nunca vi una expresión, una nota o un acto que pudiera considerar racista. Quizás soy distraída.

Pero como soy desconfiada, (diría que : muy desconfiada) y pensando que tal vez, podrían ser mi error o ser buenos simuladores quienes allí trabajan, busqué en mi memoria la semana que convivimos en Florianópolis en ocasión de mi viaje por el seminario “El Derecho Humano a la Comunicación” y otras actividades que se desarrollaron en esa maravillosa ciudad.
No recuerdo haber visto discriminación alguna... ni por raza, por género o por identidad sexual ni religiosa en ninguna de las actividades.

Llevo 48 horas revisando minuciosamente cada momento de ese viaje y no lo encuentro.

Pero sí, hubo un momento en que me sentí mal, y no me correspondía expresarlo porque no era de mi incumbencia: cuando vos, Jana, te quejabas con algunos miembros del Portal y de la Cooperativa de la falta de compromiso de personas a quien yo no conocía. Y como nunca se presentaron en ninguna de esas actividades a lo largo de toda la semana, supuse que tendrías razón en quejarte.

En la tarde del 30 de noviembre de 2018, como íbamos a filmar "Mulheres da Patria Grande", tuvo lugar la reunión de la cooperativa en el mismo lugar. A vos te había escuchado pedir con énfasis durante el viaje, que Mayara no podía seguir siendo parte de la cooperativa porque siempre ponía excusas para no hacer parte del trabajo que le correspondía.
Debo decir que el tiempo que duró la reunión, previa a la filmación, me sentí mal, porque sentí que la espada de Damocles pesaba sobre la cabeza de esa mujer que acababa de llegar y a quien yo acababa de conocer.
Por suerte, decidieron que siguiera en su trabajo, y la tarde continuó en armonía.

Te vi y escuché contar cómo habías llegado a Desacato, cómo habías pasado a formar parte de la familia de la cooperativa cuando no tenías nada ni sabías hacer ninguna cosa relacionada con el trabajo que allí se hacía; y lo agradecida que estabas por esa oportunidad. Parecías sincera.

No se me pasó por la cabeza que quisieras desplazar a Mayara, por su color de piel, porque yo no pienso en términos racistas.

Viendo ahora tu actitud, habiendo visto hoy que James también es negro, pienso: ¿estabas convencida de estar trabajando para un medio racista y querías agradar al resto, despidiendo a dos personas negras?
¿Era el color de su piel lo que te molestaba de ellos?
¿Si el portal o la cooperativa eran racistas, por qué ingresaron? ¿Son todos tontos? ¿Se habían golpeado la cabeza y no se dieron cuenta de dónde estaban pidiendo trabajo?

Y si la cooperativa o el Portal era racista... ¿Por qué no te hicieron caso y los echaron?
A mí, me parece que un racista hubiera aprovechado esa oportunidad.

¿O acaso querías sacártelos de encima para ganar más dinero y no te importaban tanto tus ideales étnicos?

Me alegra que los cooperativistas no te escucharan y les mantuvieran su empleo. No puedo afirmar si hicieron bien o mal en hacerlo.

Cuando esa tarde, la última que pasaríamos juntas, te ofrecí mi número de teléfono lo rechazaste diciendo que después se lo pedías a algún otro miembro del equipo. ¿Fue por racismo o por xenofobia?
¿Me estabas discriminando por ser blanca? ¿Me discriminaste por argentina?

Por lo que vi en tu muro de Facebook, algunos de tus seguidores, consideran que cualquier persona con piel blanca es racista sólo por el color de su piel.
¿No es ese el argumento de los que discriminan ? ¿No es ese razonamiento primitivo, troglodita, arcaico, la base de los conflictos raciales y étnicos en todo el mundo?

Vi consignas de odio entre tus seguidores reclamando "fuego a los racistas".
No vi que frenaras esas consignas.

Y quien calla, otorga.
Me acusás de racista y alentás que me prendan fuego... ¿Tan hipócrita fuiste como para sonreir, llorar y dar abrazos a quienes despreciás con tanta fuerza?

Me pregunto si vas a soportar el fuego que alentás, porque la racista, sos vos.

Según leo en tus comentarios, estás discriminando a cualquiera por ser blanco, por ser indígena, por ser católico. Y tu única razón para eso según parece, es tener algún vestigio de sangre negra corriendo por tus venas.

¿Eso te da derecho a ofender o callar a los demás? ¿No es esa la argumentación de las bestias?

Eso se lo veo hacer a los fascistas. Y los repudio.

¿Quién habla hoy a través de tu lengua? ¿Es tu parte blanca o tu parte negra?

Nietzsche decía que cuando mirás demasiado tiempo al abismo, el abismo te mira a vos.

Hoy sos el monstruo que antes combatías. No sólo estás usando la lengua del opresor, estás usando sus modales.

Te pido perdón por no tener suficiente melanina en la piel para agradar a tus ojos mulatos.

Te pido perdón desde el fondo de mi corazón, por no tener sangre indígena o africana en mis venas, lamentablemente, mis ancestros españoles, no tuvieron oportunidad de formar familias con otras etnias. Soy blanca. Es lo que hay.

Lamento insultar con mi fenotipo blanco tu pensamiento fundamentalista identitario negro que al fin te animás a expresar. Y digo al fin, porque ahora sé ante quien estoy y antes lo ignoraba.

Te pido disculpas por atreverme a responder tus infundadas acusaciones de racismo que me hieren como persona por ser parte del medio al que estás acusando y me lastiman como profesional.

Que alguien que ha luchado tanto por conseguir un lugar en el mundo, que ha superado la discriminación por su condición social, por su género y por su identidad sexual, termine usando los argumentos de quienes la detestan, ya es malo.

Que te vuelvas victimaria, usando las armas del opresor, es triste.

Pero que seas desagradecida con quienes te han considerado como de su familia, (y esto no me lo contó nadie, lo vi y lo viví), habla de tu calidad de persona, de tus valores morales y nada tiene que ver ni con el color de tu piel, ni con ninguna otra cosa que no sea tu alma.

Yo repudio tu agresión racista.

Yo repudio tus acusaciones de racismo y tu propio racismo.

Yo rechazo tu insulto.

Te deseo mucha suerte en tu nueva vida y ojalá alcances los objetivos que te propusiste.

Ojalá esa vida te de el lugar que merecés.

Débora Mabaires.
Buenos Aires, Argentina.

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.