fbpx El día de la mujer | Otra Voz
El día de la mujer
lucha

El día de la mujer es en verdad el día internacional de la mujer trabajadora. Esto es así, pues se conmemora la lucha de aquellas que dieron su vida por reclamar mejores condiciones laborales, en tiempos dónde no existía ningún tipo de legislación laboral y las jornadas se extendían de 16 a 18 horas diarias o incluso más. Luego con el tiempo se fue desdibujando este sentido clasista, y no inocentemente borrado el contenido de lucha de la fecha.  El capitalismo consumista tomó el día de la Mujer en su beneficio y entonces empezó a utilizarlo para vender flores, bombones, ofrecer descuentos en spas y ofrecer dos por uno en shopings o cervecerías. Por suerte en estos tiempos se ha tomado conciencia de que esta no es una fecha de celebración y las mujeres nos estamos construyendo cada vez con más fuerza política y social.  Estamos  organizadas y en la calle, y teniendo voz en espacios antes limitados para nosotras. Aún así todavía falta mucho para alcanzar aquella igualdad por la que tanto pelearon nuestras antecesoras. Mucho se habla de la "libertad de elegir" en este reclamo sobre la legalización del aborto, del cual estoy de acuerdo, pero a su vez no dejo de preguntarme si realmente hoy en día la mayoría de las mujeres de nuestro país elegimos algo. La última experiencia neoliberal del macrismo ( y recalco ojalá sea la última), nos dejó con un índice de pobreza de casi el 40%. Con una tasa de desempleo que en mujeres jóvenes ( hasta 29 años) llega al 25%, de las cuales muchas son madres. Con una canasta básica que ronda los 40 mil pesos cuando el salario mínimo vital no llega a los 17 mil, y cuando vas al mercado necesitás mil pesos para comprar una yerba, un paquete de pañales y un par de leches. Nos dejaron el tejido social destruído y aún con la esperanza del cambio del actual gobierno, aún tenemos que sacar a las familias más humildes de este pozo. Y hacerlo con el país endeudado en 50 mil millones de dólares no es nada fácil. Quiero decir, no habrá libertad real de elegir hasta tanto no accedamos a empleos e ingresos dignos, a  los derechos elementales como vivienda, salud y educación. 

❤️ Ayer en la radio nos visitó María, una vecina que a sus 52 años y desempleada se las rebusca para preparar la merienda a 25 chicos del barrio, que a veces son más y hasta les prepara viandas a las mamás. Muchas veces sin ayuda del Estado y con la colaboración de los vecinos. Me quedo pensando en cuantas Marías que no conocemos hicieron posible que nuestros pibes coman, en estos años tan oscuros y difíciles. Porque detrás de  cada niño que va a un comedor hay una historia de un papá o una mamá a quién le han cerrado la puerta de la fábrica en la cara. O de quién vencido por el sistema se ha cansado de luchar. Podemos tener un millón de ministerios, pero si no hay trabajo, no hay nada, ni siquiera esperanza.

No va existir igualdad para las mujeres sino salimos de este modelo de depencia y exclusión, sino rompemos con los ciclos de endeudamiento externo y especulación financiera, sino somos capaces de desarrollar nuestra industria y nuestra tecnología . Si de una vez por todas logramos erradicar el neoliberalismo en la región y no permitimos más  que nos gobiernen los cipayos de turno, ahí seremos realmente libres.

 

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.