fbpx El sueño eterno | Otra Voz
El sueño eterno
Cóndor y palomas de papel

La técnica sola nunca es suficiente.

Tienes que tener pasión.

La técnica sólo es una agarradera bordada.

Raymond Chandler

Con la misma puntualidad que “a cada chancho le llega su San Martín”, a cada saqueo neoliberal lo sobreviene un “duhalde”. Es lo que se necesita: alguien con mucha, mucha, pero mucha ambición, cierta cuota de megalomanía, diálogo fácil con los sectores dominantes, trato afectuoso con Clarín (querido Héctor) y pátina peronista pertinaz.

Eso -supone este escriba- debe haber pensado Cristina Kirchner cuando eligió su propio “duhalde”: el fisic du rol de Alberto daba perfectamente con el personaje. Pero este científico del derecho, a diferencia de aquel puntero calificado, en lugar de formar Gabinete con águilas de experiencia probada en esas lides, eligió blancas palomitas de papers... Y no hablo precisamente de origamis sino de gentes que han derramado tanta tinta en sus vidas que, a cambio, han obtenido una significativa ausencia de calle. Lo que parece haber quedado más expuesto durante el último mes, acaso por el paso de la ASPO (cuando estaban obligados a guardarse) a la DISPO (cuando se les permite salir).

Fuera de Foco

Dos de las más cuestionadas figuras del gobierno de doctos teóricos (atención que estoy al borde de derrapar en el machirulismo patriarcalista posmoderno) son las ministras de Justicia y Seguridad, que ya no es, como otrora, una sola Cartera sino dos. Las señoras, sobre las que pesan críticas como la de no reaccionar ante los fallos amañados de la Corte Suprema y no poder evitar la salvaje represión durante el velorio de Diego Maradona (lo que no se transformó en tragedia de pedo), decidieron ir, del brazo y por la calle, a saludar a los padres del Rafael Nahuel porque querían “visitar su casa” -según lo publicado por el periódico Río Negro-. Se fotografiaron ante la puerta sin puerta de una vivienda en construcción junto a Graciela y Alejandro Nahuel, que lucían sendas remeras blancas con el rostro de su hijo estampado (acabo de tener un flash-back con la foto de Mauricio y la nena humilde con la remerita que decía I LOVE AR) y luego marcharon raudas para su tea party con la gobernadora Anabella Carreras.

“Tienen menos política que la Revista La Chacra”, se escuchó vociferar en las cercanías de la Jefatura de Gabinete a uno que cometía el error de ignorar que, La Chacra, era un importantísimo órgano de difusión de las políticas del Campo.

Como fuera, quien imaginó esta jugada para difuminar los sonados fracasos de ambas dos ministras, debe saber de Comunicación Política lo que Macri de Ingeniería… perdone mi ignorancia, diría Borges.

PosVerdad-Ex

El titular de cátedra de Teoría General del Delito y Sistema de la Pena de la UBA no gana para malasangre ya que también nuestro benemérito Canciller lo hizo quedar para el traste.

Felipe tuvo una iluminación e inventó un tramo de diálogo entre Fernández y el electo Biden con lo que estimuló mas desequilibrio (si esto fuese posible) en las ya tambaleantes negociaciones con el Fondo Monetario y provocó un vahído al Ministro de Economía… que quería cagarlo a trompadas. Durante una entrevista radial, Solá dijo “El Presidente le pidió dos o tres cosas. En forma medio general, pero muy importantes para la Argentina. Una es el visto bueno, la ayuda, la buena fe, la buena voluntad del director de los Estados Unidos en el FMI. Porque actualmente no estamos teniendo en este sentido con el director que deberá cambiar, que tendrá que cambiar después del 20 de enero (…) El presidente Biden le dijo que él iba a tratar de liberar, saldar -esa es la palabra que usó- los problemas financieros de América Latina” pero Alberto y Joe nunca habían hablado de eso y… bueno, la posverdad sólo la usaban bien los de Cambiemos.

Negociador -as usual-, Alberto prefirió, antes que echarlo, no atenderle el teléfono al de Relaciones Exteriores y mandó a su mejor alfil a decirle que mejor que bajara el perfil y se mantuviese alejado del mundanal ruido, cosa más difícil para Felipe que orinar en una pipeta de laboratorio. Pero, como hablamos de un sobreviviente nato, el creador de la estrategia de “hacerse el boludo”, bueno…

Precios Menospreciados

“Los salarios suben por la escalera pero los precios por el ascensor”, ironizaba aquel General del Pueblo por los añorados 70´s pero no parecería que la Secretaria de Comercio Interior haya vivido nunca en propiedad horizontal. Al menos así parece indicarlo el hecho de que anuncie descongelamiento de tarifas y precios casi al unísono con las noticias referidas a los cortes parrilleros (asado, matambre y cuadril) que van a estar 2 días en oferta en 1600 puestos de venta oficiales, la reglamentación de la Ley de Góndolas y los Precios Más o Menos Cuidados lo que, según Paula Español, son medidas para contener cualquier desbarajuste. Hay que ver la cara de las mujeres y hombres más humildes cuando escuchan esta melange de buenas y malas nuevas comunicada como un potpurrí de imágenes y sonidos.

Sin IFE, con algún programa paliativo que alcanza a pocos sectores, con un combo navideño de sidra y pan dulce por 160 y sin vacunas contra el Covid y con la amenaza de un rebrote más virulento de la pandemia, la familia argentina espera una de las navidades más polémicas de la historia de nuestro país.

Vos… Fumá!

Con un ministro de Salud que lo desmiente públicamente (“Ginés ya se comió una curva, y ahora frena por las dudas”, me explicaron los exégetas de su entorno) y un jefe de gabinete que, durante un reportaje, al ser sondeado sobre “¿Quién Manda?” y, luego de un momento de duda (que por TV es un siglo) responde “Yo creo que el Presidente” (profesión de fe albertiana, pero con reserva… como aquel apóstol de Cristo), el propio Alberto no viene pasando sus días más felices.

El establishment vernáculo le viene mojando la oreja con fruición (por decirlo de manera elegante), restregándole en la cara que la alianza de medios, jueces, Mercado y oligarcas módicos sigue enhiesta. Que saben cómo y dónde golpear (y hablo de golpes, asonadas, fragotes). Que no lo van a ayudar ni un cachito. Que las palmadas en el hombro son de mentirita. Y sus compromisos, de papel maché.

Mientras tanto, sus aliados (ayyyyy sus aliados), amasan la masa: hacen campaña a sus espaldas, lo critican en público, le votan en contra en la Cámara de Diputados, le corrigen los proyectos de ley, le enmiendan la plana, lo obligan a sacar decretos que no son del todo de su agrado, lo condicionan a dar explicaciones que él nunca quiso dar… En síntesis, le hacen sentir que lastima su relación con Paolo Rocca, que socaba su lazo con Magnetto, que atenta contra su vínculo con Midlin… Y claro, los mentideros se hacen los rulos.

Y, todo esto, apenas en 40 días. A la luz de lo que va de gestión albertiana, pandemia included, el “duhalde” que eligió Cris, lejos de allanar el camino, parece ir sembrándolo de baches y cazabobos que, como su nombre lo indica, le explotan a cualquiera.

Lástima, bandoneón.

Etiquetas

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.