fbpx FUENTES SEGURAS MUCHO RUIDO..... | Otra Voz
FUENTES SEGURAS MUCHO RUIDO.....
gabriel

FUENTE: Area Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal

Aquella grácil y reveladora comedia romántica escrita por Shakespeare fue reposicionada en castellano cuando se encontró un título que, pese a ser sólo parcialmente adecuado, logró el impacto que la haría trascender. Así, cada vez que ocurre algo espectacular y cada vez que sus efectos resultan escasos al disiparse la polvareda, es posible recurrir a la frase que ejemplifica la distancia entre la apariencia y el trasfondo: Mucho ruido y pocas nueces.

Eso es lo que, hasta la redacción de este material, ha sucedido en la Argentina. El voto de siete días atrás indicó un malestar social hondo; su potencia generó un crujir de proporciones, envuelto por vientos portadores de miles de partículas de tierra que opacaron el mirar. Cuando la ventisca amainó y las secuelas quedaron a la vista, las modificaciones suscitadas abarcaban zonas que transitaron el período sin objeción y evidenciaron continuidad en territorios objetados.

Si los comicios venideros contienen interrogantes, los dos años que se avecinan poseen incógnitas superiores. El efecto refrescante que operó sobre la vida nacional cuando se conocieron los cómputos, se desarmó parcialmente el sábado reciente, al observarse los resultados de la protesta masiva. Como lo que en verdad importa es la resolución del dilema económico en el cual el macrismo y la pandemia sumieron al país, todas las acciones adoptadas en el mundo político merecen evaluarse sobre ese eje. De allí el hosco título de la nota presente.

Pocas horas atrás señalamos que “A partir de ahora se abren tres grandes senderos: se replantea la coalición Frente de Todos en el gobierno en base a la orientación económica indicada por CFK, se retira de la primera magistratura AF para dar paso a su relevo institucional o continúa esta presidencia sin el apoyo del kirchnerismo en su seno. Puede haber algunos matices entre las opciones, pero en trazo grueso, ahí está el futuro”. Es ostensible que aquello de “algunos matices” cobró singular vigor, pues el primer punto se impuso, pero el acuerdo que garantiza la unidad parece no haber incluido un viraje en el problema central.

 

LOS QUE VAN Y LOS QUE VIENEN. Veamos la información. Juan Manzur, gobernador de Tucumán, será nuevo jefe de Gabinete en relevo de Santiago Cafiero, quien asumirá como titular del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, reemplazando a Felipe Solá. ¡Aníbal Fernández! vuelve a la gestión pública al sustituir a Sabina Frederic en Seguridad. Integrará el gobierno, paradójicamente, con ¡Julián Domínguez! destinado al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, relegando a Luis Basterra. En Educación llega Jaime Perczyk, en lugar de Nicolás Trotta. En el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, se retira Roberto Salvarezza e ingresa Daniel Filmus. En otro perfil, el presidente tendrá un nuevo secretario de Comunicación y Prensa. Se trata de Juan Ross, que ocupará el lugar que dejó Juan Pablo Biondi. En los otros ministerios continúan los actuales funcionarios. Alberto Fernández presentó su nuevo staff en la provincia de La Rioja, donde participó de un acto con los gobernadores del Frente de Todos. En tanto, la asunción de los nuevos titulares será el lunes a las 16 en Casa Rosada.

En principio y sin lecturas aviesas, merece considerarse un error el desplazamiento en Cancillería, justo cuando la Argentina iniciaba su promisorio sendero hacia la conducción de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Como la macana ya está hecha, cabe aguardar que se trate únicamente de eso, una traba nominal que sólo agrise pero no anule los logros de un año brillante en materia de Política Exterior. El camino nacional que articuló Bolivia, OEA, Grupo de Lima, Venezuela, Medio Oriente, México, Celac, e inclusive Brasil, ha sido de lo mejor que esta nación históricamente tercerista pudo ofrecer al mundo. Y a sí misma. Este periodista se permite insertar un comentario vulgar: desde la franja nacional popular, nadie votó (o dejó de votar) para cambiar esta política.

Asimismo, la labor de Basterra en Agricultura marcó un borde filoso en el diálogo con las grandes entidades del sector e involucró como pudo y en un marco complejo, a los representantes medios y cooperativos del otro campo. Podrá decirse, claro, que no halló soluciones; pero ese límite estuvo más relacionado con la intención presidencial de no quebrar lanzas que con la búsqueda desmonopolizadora del funcionario saliente. Aventura el narrador: en varias regiones del interior, el sufragio desconforme sugirió más Basterra y menos Grupo Noble. Por tanto la pregunta emerge con naturalidad: ¿Es Domínguez, precisamente, el indicado para dar respuesta a esa exigencia?

Como verá el lector atento, la prevención inicial inserta en estas páginas, tenía sentido: La decisión de  escuchar la voz de las urnas necesita de un diagnóstico claro acerca de los contenidos de la misma. Una cosa es evaluar que la preeminencia electoral de Juntos por el Dólar involucra un mensaje liberal concentrador que debe reverberar al interior de la administración y otra es calibrar que la baja en seis millones de votos padecida por el Frente de Todos configura una demanda de más Justicia Social. Sin forzar la realidad, la segunda opción parece más certera. Y es, precisamente, la que no está siendo escuchada.

Resulta indudable que las figuras de Frederic y Trotta, por motivos distintos, venían limadas. Poco se puede objetar sobre esas modificaciones. También, que el arribo de Aníbal Fernández al Gabinete ofrece aire fresco y permite prever una comunicación más directa y afiatada, aun cuando el rubro que afronta demande otras virtudes. Demás está decir que la salida del humorista Pepe Biondi ha sido celebrada a diestra y a siniestra. En este párrafo es posible hallar las escasas satisfacciones ofrecidas por la derivación de la hecatombe. En conjunto, la expresión popular y la respuesta política parecen haber compuesto este diálogo: -¡Queremos trabajo y buenos salarios! -¡Entendemos! ¡Habrá Educación y Seguridad para todos!.

 

EL EJE DEL PROBLEMA. Ahora bien. Si la exigencia ha sido económico social. ¿Cuál es la respuesta ofrecida desde el Gobierno al respecto? La más inmediata puede resultar justificada y benéfica. A través del DNU 622 dispuso sumar los recursos de su aumentada cuota en el Fondo Monetario Internacional para esquivar una restricción sobre los “adelantos transitorios” que el Central le puede pasar a Tesorería y que no deben exceder la suma del 20% de la recaudación de los últimos 12 meses y el 12% de la Base Monetaria. Los primeros 5 artículos del DNU permiten “incorporar al cálculo de recursos corrientes” del actual presupuesto los “Derechos Especiales de Giro” remitidos desde el FMI. Sumado a una razonable emisión, habrá dinero para inyectar en la sociedad a lo largo de los meses venideros.

Esta dosis permitirá mejorar la ayuda en las regiones desfavorecidas, subir el mínimo y las jubilaciones, reponer parcialmente el IFE y lanzar un bono. Todo, ligado a la ejecución presupuestaria planteada por Cristina Fernández de Kirchner en su memorable carta. La vicepresidenta había apuntado que  “A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social”. Los elementos citados contribuirán a gestar paliativos de interés ante las urgencias.

Si alguien piensa que estos avances devalúan la intensidad del título, es probable que se equivoque. Este redactor no está apenas preocupado por los comicios cercanos: El desafío radica en el rumbo escogido para los dos años venideros. Como lo señalamos oportunamente en esta serie, el desmonte de la hegemonía corporativa en los espacios económicos más sensibles y su rastro, el freno a la impunidad plena para alzar precios y tarifas, así como la capitalización genuina del Estado Nacional, son ítems trascendentes que definirán, junto a otros, el éxito o el fracaso de la gestión.

 

LA AGENDA AUSENTE. En ese sentido, el control del Comercio Exterior sigue sin estar en la agenda de debate pese a que, a esta altura del partido, resulta la única posibilidad de equilibrar precios internos y externos, y de absorber las divisas necesarias para afrontar el desarrollo económico local. En relación directa, tampoco se debate acerca de los costos descargados sobre familias y empresas productivas: para reducirlos se necesita el control directo y genuino del Estado sobre las firmas energéticas, las gasíferas y las petroleras. Tomando en cuenta los subsidios que el erario público destina a sostenerlas, es difícil argumentar que la recuperación de las mismas implicaría déficit. Si no se adoptan esas decisiones, ¿cómo se pondrá límite a la inflación y cómo se impulsará el empleo genuino en nuestro país?

Se ha dicho aquí horas atrás: Y sólo para empezar. Porque existe una gran cantidad de agujeros de drenaje hacia el exterior de recursos que podrían brindar volumen a este territorio. Para completar lo que algunos consideran una idealización y este periodista estima el modo justo de ingresar a la Multipolaridad, es preciso recordar que la unidad del Sur continental y la confluencia latinoamericana resultan esenciales para nuestra realización económica. En estos momentos América latina mira con expectativa los pasos que da la Argentina pues sabe que los mismos definen una parte del futuro común. Es probable que nuestro país –de arriba a abajo, de derecha a izquierda aún no lo comprenda cabalmente.

La última frase puede parecer extrema y no lo es. Desde que se insertaron tales factores en esta columna, los comentarios recibidos oscilan entre “no hay correlación de fuerzas” y un auto resignado “nadie piensa en eso, ni por las tapas”. Pensemos: La realización de una reforma impositiva integral que elimine la regresividad ostensible amerita réplicas semejantes. Entonces, una vez que se utilicen los recursos presupuestarios indicados y se despliegue la emisión posible, este cronista se pregunta, con sencillez: ¿Y de dónde va a salir la plata?

El entramado de los monopolios que dominan cada actividad, el sector financiero, los medios, la justicia y la oposición, lleva a que un leve incremento tributario origine una oleada de cuestionamientos abrumadora. El planteo de la Mesa de Enlace y las propuestas de la Asociación Empresaria Argentina y la Unión Industrial Argentina son ejemplos nítidos. ¿Conclusión? Se necesita la misma cantidad de energía política para cobrar impuestos adecuados que para recuperar empresas estratégicas. El mismo impulso reactivador para rechazar el avasallamiento de los derechos laborales que para confiscar y utilizar una gran empresa agroalimentaria endeudada.

(Para no olvidar, como sugiere la canción: Continúa el silencio oficial ante las propuestas de recuperación del adeudo, pese a la publicación corroborada de las 100 principales empresas beneficiarias del mismo. Ahí también hay dinero. Adquirido en nombre del Estado Nacional, derivado en beneficio de compañías privadas ligadas al Gabinete macrista y fugado hacia paraísos cuya contracara es el infierno para el pueblo argentino).

 

LOS PUENTES. Nuestras Fuentes dieron cuenta de los movimientos intensos que se desplegaron a lo largo de la semana. El primero fue realizado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Su acción facilitó la conexión continua del presidente con el diputado Máximo Kirchner en los momentos más calientes del tramo posterior a la elección. El segundo resultó protagonizado por el diputado Eduardo Valdes, quien hilvanó el intercambio de propuestas entre Alberto y Cristina tras la difusión de la carta. A su vez, la actitud nada estentórea del ministro del Interior Wado de Pedro, contribuyó a que esos contactos desdeñaran el tono rupturista que otros fogonearon.

Los informantes retomaron una vía sobre la cual habían efectuado subrayados en ediciones anteriores: La negociación sobre la deuda es, en sí misma, lo que sostiene al ministro de Economía Martín Guzmán al frente de la cartera. Buena parte de lo ocurrido se asienta en la precaución de los actores en pugna por no romper lanzas con el FMI. Como todo tiene una explicación, allí es posible hallar sentido a la contradicción no resuelta entre las críticas a su “fiscalismo” y la simultánea admisión de su continuidad. Sobre esa escenografía es que se le exigió la reorientación presupuestaria indicada párrafos atrás. Aunque los espacios en pugna no resignaron criterios distantes entre sí, coincidieron en priorizar la unidad por encima de los mismos.

EL TRASFONDO. La situación presente amerita, por tanto, retomar el análisis sobre el valor de la confluencia. A su vera, el debate acerca de la conducción. Enlazado, el equilibrio entre las acciones coyunturales y los diseños estratégicos. También, la utilidad de las polémicas internas en el seno de un espacio compartido.

Es lógico que, debido a la tradición del Movimiento Peronista, se puntualice la importancia de contar con una dirección única o, al menos, unificada. Pero también es cierto que para su concreción es preciso que la misma resulte auténticamente contenedora del conjunto. Aquella observación de Juan Domingo Perón sobre la diferencia entre milicia y política, cobra vigor: “Mandar es obligar, gobernar es persuadir”.

Vale añadir algunas precisiones evidentes pero sutilmente atenuadas. Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias no son las elecciones de mitad de mandato propiamente dichas, sino su preludio. Luego: Los comicios de noviembre no están destinados a escoger cargos ejecutivos nacionales.

Tomando en cuenta estos elementos, es válido apuntar: En las PASO el pueblo habló. No mostró tendencia a la “derechización” tan vociferada y sí a la crítica no rupturista de su propia representación política.

La decodificación de su mensaje no ha sido eficiente. El futuro quedó demasiado abierto.

Cae la tarde. Gris

 

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.