fbpx La teta y el per saltum. | Otra Voz
La teta y el per saltum.
per saltum

Desde los medios de comunicación alternativos siempre hablamos sobre la importancia de crear nuestra agenda propia, con eje en los sectores que puedan llevar adelante nuestra recuperación económica y social post pandemia y post cuatro años de retroceso neoliberal. También en la planificación política de medidas de contención, de inclusión, de ampliación de derechos, de reconstrucción del empleo y la industria.

La semana pasada a partir del jueves y el fin de semana inclusive todos los medios estuvieron hablando sobre el tema del diputado Ameri y el incidente en Zoom. Que fue un hecho fuera de lugar, sí. Que nos tiene que llevar a pensar en cómo se forma nuestra clase política y quiénes llegan a integrar listas y ocupar puestos de poder, también. Que la imagen del diputado, su asesora y la teta; se hayan usado para alimentar un discurso antipolítica, es un hecho que no nos debería sorprender. Los medios hegemónicos son buitres y en este caso nosotros mismos les dimos de comer.

"¿Cuánto nos cuesta el Congreso?" decían los zócalos de TN. Y saben muy bien, que una persona que llega a su casa cansada de trabajar doce horas, que se está arriesgando de contagiarse el covid en el transporte público, prende la tele y mira toda esa escena y siente que se le burlan en la cara. Ni hablar de quién está deprimido porque perdió un familiar o porque se quedó sin trabajo, o tuvo que cerrar su negocio por la pandemia. "Estos tipos viven de joda, ganan más de 300 lucas por mes, lo que yo gano en un año entero con suerte", pensará fácilmente cualquiera de nosotros.

Pero vayamos a algo más obsceno aún, de la cuestión de la teta pasemos a Bruglia, Bertuzzi y Castelli, tres jueces puestos a dedo en lugares claves de la justicia federal, durante el gobierno de Macri, sin respetar los mecanismos constitucionales. Ahora son ungidos por Clarín y todo su séquito como paladines de la república, les organizan una marcha de antorchas y salen señoras disfrazadas de traje a rayas pidiendo la cabeza de Cristina. Porque todo siempre es culpa de ella, porque todo está armado para garantizar su impunidad. Y se santifica a estos señores que han sido un engranaje necesario para el lawfare. El Camarista Bruglia sin más, junto con Martín Irurzun ha anulado los procesamientos de Iguacel, Dujovne y Dietrich en la causa peajes.

En fin, ayer pasamos todo el día hablando sobre recursos, sobre el per saltum, competencias, causas, traslados y se rememoraba el escándalo de la causa de los cuadernos dónde se hizo uso y abuso de la figura del "imputado arrepentido/imputado colaborador", figura introducida durante el macrismo y que tiene su similitud con la figura de la "delación premiada" de Brasil, utilizada por el juez Moro para encarcelar al ex presidente Lula.

Ayer mirando todo ese panorama pensaba con que rapidez pasamos de preocuparnos por un diputado impúdico a todo este lío procesal. Lío que podemos comprender las personas del derecho, los periodistas, aquellos muy interesados en estos temas pero que resultan prácticamente inaccesibles para el resto de los mortales. Y aquel trabajador que se rompió la columna trabajando y hoy día no tiene acceso a la justicia (porque las comisiones médicas están cerradas) fácilmente mire todo eso y piense que la justicia funciona para pocos, o que hay dos justicias: una para los pobres y otra para los ricos. Ahí quiero hacer un parate: toda esta rosca no es la política o no debería serlo. Esto no es un pongo y saco al juez según los intereses de turno, ese es el mensaje que debemos darle a la sociedad: hay otra manera de hacer las cosas y es hacer la política para el bien común. Tenemos miles de familias sin vivienda, sin trabajo, al 60% de los pibes bajo la línea de pobreza ¿y de verdad se puede pensar en salir a marchar por estos señores?

Esperemos el fallo de la corte y mientras tanto enfoquemos en como vamos a salir adelante de todo esto, de los problemas reales de la gente que hoy en día la está pasando muy mal, en los que tienen sus derechos más elementales totalmente vulnerados.

La derecha mediática busca ahogarnos de desesperanzas ante todo este escenario y encender la llama de la antipolítica.

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.