fbpx LOS QUE “LA PASAN MAL” ? | Otra Voz
LOS QUE “LA PASAN MAL” ?
1949

Fuente: Identidad Colectiva

El 7 de mayo día del natalicio de Eva Perón me entrevistaron los chicos de Mordisquito, no soy una exegeta de Evita, tampoco viví en su momento histórico mis padres no son peronistas asique tampoco tuve una imagen fuerte de ella, aprendí a conocerla como a todos los que marcaron la vida institucional de nuestro país y se ganó mi respeto por su trayectoria en su corta pero intensa vida.

Ella que fue “embajadora de buena voluntad” en su recorrido por distintos países y busco hacer realidad uno de los llamados “brazos” de la doctrina justicialista como lo fue la “ ayuda social” , de forma autóctona y sin que se constituyera en una mera copia de modelos ,en momentos en que su marido presidente de la nación ponía en vigencia en nuestro país el programa industrialista bajo un modelo propio soportado en la doctrina justicialista que hoy desde el Peronismo debería ser el norte de la plataforma de este gobierno.

Hoy que el neoliberalismo no dejo libre mercado, dejo prepotencia económica y a 7 de cada 10 chicos en la pobreza extrema. Chicos que en la época de Evita eran asistidos desde la Fundación Eva Perón en sus necesidades básicas.

La ayuda social que, contrario a la beneficencia reinante en esa época, propuso avanzar en lo que hoy llamamos cuidados mutuos como antecedente de la solidaridad social que compone esquemas de responsabilidad social desde las organizaciones.

En ese momento la Fundación Publica que ella dignamente Presidio ejecuto innumerables obras de carácter social y fue eso lo que la convirtió en protagonista indiscutible de la historia de la política argentina.

Los hospitales, hogares para ancianos y de madres solteras, dos policlínicos, escuelas, una Ciudad Infantil y los torneos deportivos infantiles y juveniles que organizaba eran su forma de apoyar la acción social del gobierno de Perón y colaboraban en difundir y promover la verdadera revolución en las concepciones del Estado, la propiedad, la economía y la soberanía que luego se plasmó en la Constitución del 49.

Una reforma que indicaba el programa y la doctrina peronistas, y planteaba la forma en que serían desarrollados y consolidados en los fundamentos básicos de la Nación para darles estabilidad y permanencia.

Sus premisas, y es bueno recordarlo, en lo político buscaban poner en manos del pueblo las decisiones y el gobierno, y en lo económico, suprimir la economía capitalista de explotación reemplazándola por una economía social, una economía con rostro humano como la que pregona hoy Amartya Sen en sus conceptos sobre la responsabilidad social.

Además de “suprimir el abuso de la propiedad”, “asegurar el derecho de trabajar”, “asegurar el acceso a la cultura y la ciencia”, definiciones filosóficas de la constitución de 1949 que se elaboraron sobre textos de Arturo Sampay .

En aquella contextualización histórica, política y social, el peronismo emergía como el resultante de un nuevo esquema de sociedad, la cual demandaba una reformulación total de sus cimientos institucionales. Lo que debería estar ocurriendo para que el ODS 16 Paz Justicia e instituciones sólidas sea una realidad.

Ante el hoy como ayer deseo de lucro y ambición desenfrenada de poder donde la concentración económica se ha hecho extremadamente dura, cruel, implacable, una nueva concepción del Estado y de la economía se hace necesaria, es la única forma de vencer el “lawfare” que no solo significa persecución a opositores políticos, sino sometimiento de toda la sociedad a esta componenda tantas veces relatada de blindaje mediático y judicial al poder real.

La política, es en ese marco rectora para zanjar y mediar entre el libre mercado de las políticas liberales y la realidad de un país que no es agrario que debe ser industrialista como condición de soberanía plena.

Las banderas y programas de un gobierno "socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano", hoy arriadas por decisión de los gobernantes fueron preámbulo de la Constitución de 1949.

El Estado como Actor Económico, está escrito en el Artículo 40 de la Constitución de 1949: "la organización de la riqueza y su explotación tienen por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden económico conforme a los principios de la justicia social." Para eso "el Estado, mediante una ley, podrá intervenir en la economía y monopolizar el comercio exterior y otras actividades en salvaguardia de los intereses generales y dentro de los límites fijados por los derechos fundamentales asegurados en esta Constitución...","los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación", "los servicios públicos pertenecen originariamente al Estado, y bajo ningún concepto podrán ser enajenados o concedidos para su explotación.

En línea con el resto del articulado que establecía claras funciones del Congreso que aun hoy se mantienen y no se ejercen por las mezquindades de unos pocos que dicen representar a una mayoría que hoy en palabras del ministro Daniel Arroyo parecen no ser ciudadanos y los define como “Los que la están pasando mal” (sic).

Si unos la pasan mal, es porque otros la pasan bien, entonces hemos abandonado la economía humanista que proyectaba asegurar, en colaboración con las iniciativas individuales, el desenvolvimiento armónico de la economía para alcanzar el bien de todos, para lograr la libertad al conjunto del pueblo.

No hay ocupación total de los trabajadores, y no se brinda a todos los habitantes de la Nación condiciones materiales necesarias para el completo desarrollo de la personalidad humana, ese por el que Evita entrego su vida desde la fundación para dar fuerza al mientras tanto del gobierno peronista.

Que unos “la pasen bien “ y no se reaccione contra los desórdenes del individualismo, y que el Estado no controle ni intervenga con políticas directas sobre los mercados económicos, es lo que genera esos sectores desprotegidos a los que el Ministro Arroyo hoy y sin respuestas más que asistencialismo llama “los que la pasan mal “.

Desterremos esa categoría de pasar, porque no va a pasar si no actuamos desde la política porque como decía Néstor Kirchner “NO PUEDE HABER GUETOS DE BIENESTAR EN ENTORNOS DE MISERIA “-que es algo más que “ pasarla mal” y contra eso nos proponía revelarnos y ser transgresores .

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.