fbpx Pensar la pandemia en clave peronista | Otra Voz
Pensar la pandemia en clave peronista
La Comunidad Organizada

Fuente: www.campagna.com.ar

Para Perón en la Comunidad Organizada, la filosofía recupera su misión pedagógica, porque halla su nobleza en la síntesis en un “iluminar”, en un llevar al campo visible formas y objetos antes inadvertidos y, sobre todo, relaciones. Relaciones directas del hombre con su principio, con sus fines, con sus semejantes y con sus realidades mediatas (CO II)

Por ello, el objetivo de esta reflexión es procesar algunas categorías y conceptos que permitan leer la cuestión de la pandemia situados en la doctrina peronista

Es el texto de la Comunidad Organizada, Perón reflexiona sobre las relaciones del hombre y con las cosas, con los otros hombres, con los valores que construyen la política.

La aparición del homo economicus en la Modernidad exaltan el individualismo y el egoísmo como virtud, Perón expresa su crítica al egoísmo: forjó la lucha de clases e inspiró los más encendidos anatemas del materialismo, es al mismo tiempo sujeto último del proceder ético. Corresponde seguramente una actitud ante esa disposición cerrada que produce la sobreestimación de los intereses propios. La enunciación de tal cosa corresponde en la Historia a una sangrienta y dura evolución, cuyo fin no podemos decir que se haya alcanzado aún…el egoísmo estaba destinado, acaso por designio providencial, a transformarse en motor de una agitada edad humana…combatir el egoísmo no supone una actitud armada frente al vicio, sino más bien una actitud positiva destinada a fortalecer las virtudes contrarias, a sustituirlo por una amplia y generosa visión ética. (CO, XI)

Esta profunda y amplia crítica al egoísmo es donde nos permite repasar nuestra actual situación nacional e internacional

La sobreestimación de los intereses propios se ve claramente en las críticas a la cuarentena: “no pueden limitar mi libertad”, “me impiden conocer a mi sobrinita recién nacida”, “hace muchos días que no puedo tener relaciones sexuales”, etc., ridículos argumentos que esconden, desde un sentido común, un profundo egoísmo que es la negación del otro como prójimo

Hoy vemos con preocupación el desinterés de muchos jóvenes por respetar los cuidados que no exige la pandemia, la excusa es si me enfermo no me pasa nada. Si

bien dicen los especialistas, los jóvenes corren menos riesgos de morir, que los adultos mayores, no están exentos de sufrir secuelas. Esta actitud egoísta “se disculpa” desde los medios hegemónicos por la necesidad de estos jóvenes de contactos sociales, etc.

¿Se construyó desde la educación formal, un modelo de joven individualista, competitivo, meritocrático? Y desde la familia ¿qué pasó? Yo mi hijo le doy todo, no quiero que sufra necesidades…

En dar respuesta a estas preguntas está involucrada el conjunto de la sociedad, también es dable decir que hay muchísimos jóvenes en estos tiempos críticos son solidarios y responsables. Una de cal y otra de arena.

El egoísmo estaba destinado y (sigue estando) a transformarse en motor de una agitada edad humana, y fue motor, para llegar a este siglo XXI cargado de desigualdades y que este agitado momento de la pandemia muestra su peor rostro, La violación, por ejemplo, del derecho humano al agua potable que se carga miles de muertos e infectados...

Combatir el egoísmo no supone una actitud armada frente al vicio, sino más bien una actitud positiva destinada a fortalecer las virtudes contrarias, a sustituirlo por una amplia y generosa visión ética

La actitud positiva de combate al egoísmo se expresa en los científicos de buscar y encontrar respuestas a las urgencias de cuidado que en la Patria se llama soberanía tecnológica, con una generosa virtud ética y política.

Ese sentido último de la ética consiste en la corrección del egoísmo va a permitir abrir las posibilidades hacer justicia incluyendo a mayores sectores de la comunidad: que en la doctrina se llama justicia social .

Y entonces desde esta perspectiva: el progreso está en absoluta relación de dependencia con el grado ético alcanzado, establece la moral de las leyes y puede interpretarlas sabiamente. (CO, X)

Esta es otra puesta en valor de la proporción vertical y horizontal del individuo que sostiene Perón en la Comunidad Organizada pues la participación del individuo en el movimiento social refleja la construcción del yo en el nosotros en la vida en común, en el camino hacia la concreción de una dignidad en continuo forcejeo y una vocación indeclinable hacia formas superiores de vida. (CO XIV)

Esta pandemia mundial que nos interpela, que nos atraviesa, ha desatado una guerra que tiene varios frentes (aunque no es solamente nuestra sólo lo manifiesto es nuestro país)

a) Disfrazados de antivacunas, la oposición política taladra permanentemente las acciones del gobierno nacional, “no llegarán las vacunas”, “la vacuna rusa no está probada”, “los vacunados sufren reacciones horribles”, etc. Está es una guerra muy dañina, es política en el mal sentido de la palabra. Me permito una anécdota personal: mi nuera médica emergentóloga, recibió la vacuna. Lo comenté a muchos conocidos, de quienes me respondieron un 60% me pidió que les avisara si tenía síntomas…esto es un triunfo de los majul, los lanata…

b) El frente científico- tecnológico, la construcción de la disputa de cierta vacuna sobre otra, de las bondades sobre los peligros muestra no sólo la no neutralidad de la ciencia sino justamente lo contrario, de un laboratorio muy poderoso entre cuyos inversores principales están los que forman parte de los fondos-buitres, ha desplegado una propaganda insidiosa y perversa

c) El frente “libertario” que no es más que un egoísmo extremo (muchos egoístas consumados se enteraron de su filiación “libertaria” por la tele) que entiendo que es una reacción exasperada de su supuesta libertad.

d) El frente de la opiniología o de los no-expertos que aseveran “verdades” de a puño que hasta ayer no sabían que las sabían…

e) El frente extremista asesino que destruyó 400 vacunas en Olavarría, que esperamos que se extreme la vigilancia para que no se repita nunca más, no es un hecho aislado, es parte del proyecto destructivo que a muchos les dibuja una sonrisa.

f) El frente política-judicial que reacciona con ferocidad ante los avances hacia la salud y la ampliación de derechos, cercenado derechos a quienes tienen en la mira para desacreditar a los peronistas.

¿Cómo hacer frete ante estos frentes? Con más respuestas responsables con más comunicación verídica, con más solidaridad. De ahí que la salida está en nuestra doctrina que nos convoca a la participación y a la búsqueda de salidas conjuntas.

Esa participación que es la construcción del yo en el nosotros, es sustancial y urgente en esta emergencia, ya que sólo cuidándonos protegemos al otro, a la comunidad. En esto va el combate contra el egoísmo, resolver la ecuación individuo-comunidad y se necesitan nuevas categorías para incorporar a mayor cantidad de personas sentirse parte de una comunidad que se organiza en formas superiores de vida

Es en este presente, hoy, llevar adelante estas prácticas que convoca a quienes sufren por los muertos, los enfermos, los hambrientos, desde cada lugar de pertenencia con serenidad y firmeza, sin desmayos.

                                                                Cristina Campagna 6/01/2021

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.