fbpx Principio de legalidad | Otra Voz
Principio de legalidad
La lapidación de san Esteban - Rembrandt

La justicia por mano propia  es venganza, es un estadío que ya superamos hace muchos años las sociedades modernas. El poder judicial (como uno de los tres poderes del estado) es el tercero imparcial al que delegamos la potestad de resolver los conflictos de diversa índole.  Cuando damos  por cierto de que la justicia "es lenta y no sirve" entramos en un discurso sumamente peligroso. No podemos ser contradictorios en esto: no podemos decirnos garantistas, denunciar la doctrina Chocobar y el lawfare; pero por el otro lado aplaudir el linchamiento de un presunto violador;  o que una persona sea víctima de un escrache público sin prueba de su culpabilidad.  Podemos pensar en miles de alternativas para tener una justicia más efectiva , en como mejorar nuestras instituciones; pero retroceder a la edad media no es la solución. Recién leía de un hombre en Mendoza que fue enterrado vivo, golpeado y violado en horda por una presunta violación. Algo está mal si encontramos la forma de resolver los conflictos de esta manera, si naturalizamos esto de que la justicia "no sirve" y nos manejamos como cada uno quiere. Todos tenemos derecho a un juicio, a que se nos condene en base a pruebas y no a indicios, a un defensor del estado o privado y por sobre todo somos inocentes antes de que se pruebe lo contrario. Es el principio de legalidad establecido en el artículo 18 de nuestra Constitución nacional y en los tratados internacionales de derechos humanos. Esto rige para todo tipo de delitos y para todas las personas.

Etiquetas

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.