fbpx "¿Qué es el peronismo?" | Otra Voz
"¿Qué es el peronismo?"

En el marco de la gira internacional que lleva a cabo por Europa el presidente Alberto Fernández, buscando juntar adhesiones para la reestructuración de la deuda, la canciller alemana, Ángela Merkel, en una cena esbozó esa pregunta con curiosidad.

Angela Merkel con Alberto Fernández
Ángela Merkel con Alberto Fernández

"¿Es de izquierda o de derecha?" fue la consecuente pregunta, comprensible para quien habita un continente que desde la "revolución francesa" hasta aquí ha manejado esas categorías y hoy ve con desconcierto la irrupción del "populismo", ese mismo término que de forma peyorativa se le endilga al peronismo como la falaz comparación con el fascismo italiano.

Alberto Fernández tuvo una respuesta coloquial y adecuada a la situación "los que mejor manejan la economía y administran el Estado" respondió, pero más allá de la diplomática contestación ¿qué es realmente el peronismo?.

Si bien podría resultar reduccionista dar una definición precisa o una respuesta exacta a la pregunta preponderan en lo político estos conceptos: realidad y unidad. Realismo político y unidad nacional.

Un caso único en el mundo, el movimiento político más grande de América Latina cuya representación sindical es la más fuerte del continente. Con sus errores y aciertos es la expresión de la realidad Argentina que contiene la representatividad de los más vastos sectores donde la prioridad está puesta en el trabajo. De allí la importancia de la empresa generadora de empleo y de los sindicatos en defensa de los derechos del trabajador.

Para definir lo que es empecemos por lo que no es, podemos decir entonces que el peronismo no es estatista ni Estado minimalista, no aboga por la lucha de clases ni por el individualismo liberal, no es comunismo ni capitalismo financiero, no es de izquierda ni de derecha, tampoco está en el medio de esas posturas es una tercera posición superior con programa e identidad propia.

El peronismo es la reivindicación del Ser en la comunidad, donde el individuo no se realiza sino lo hace la comunidad que habita. La prioridad no está puesta en el Estado ni la empresa a los cuales les otorga un rol fundamental sino en la comunidad y sus organizaciones libres. La comunidad como esa extensión natural de la familia, la célula orgánica de una sociedad donde se generan los lazos de amor y solidaridad, ahí radica su fundamental importancia.

Tiene como uno de sus principios rectores la unidad nacional frente a la lucha de clases y la atomización planteada por el marxismo y el liberalismo. La cohesión social y el funcionamiento orgánico de una comunidad organizada en donde cada persona es necesaria y cumple una función que beneficia al todo que es superior a las partes. Nadie es descartado.

Es la dirección política de la economía. Es el trabajo y la industria como ejes ordenadores de la economía para un fin social: la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación. Un proyecto de inclusión.

Es profundamente humanista, pone a la mujer y al hombre en el centro del sistema, al Ser humano. Es cultura de la vida.

Con principios y valores trascendentes, una filosofía de la vida inspirada en la justicia. Conserva las tradiciones y costumbres legadas por la historia, en este punto radica quizá su permanencia en la política, en la conservación y la inclusión, el enriquecimiento de otras culturas. Es cambio y permanencia. Es restauración y revolución.

Es realismo político no pragmatismo, la interpretación de la realidad acorde al momento histórico priorizando el interés nacional.

Es la expresión de la cultura nacional algo que no ha logrado representar ningún otro partido, como dice un escritor "no es sólo una cultura, el peronismo para la argentina es un destino".

Nada sin Perón. Sara Facio
Nada sin Perón. Sara Facio

Vale esta descripción,en una época donde prima la cultura del consumismo y la individualización, donde la economía disciplina a la política, la cultura es homologada al mundialismo, la división como estrategia política prevalece a la unidad nacional, el pragmatismo se impone al realismo y las ideologías importadas al interés nacional. Hoy reducido a un mero instrumento electoral que forma parte de un frente como un partido más, como movimiento nacional permanece subyacente siempre latente para redimir al pueblo cuando este considere el momento de liberación.

Quedará por ver qué lugar le reserva la historia a Alberto Fernández quien tiene la ardua tarea de organizar la comunidad y equilibrar la economía para poder generar un modelo de producción con trabajo para los argentinos.

El peronismo será lo que deba ser o no será nada.

Viva Perón

Etiquetas

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.