fbpx "Rugbiers asesinos" | Otra Voz
"Rugbiers asesinos"

Cuando todo haya acabado y esta manga de animales zarpados, xenófobos, discriminadores y violentos, tengan la condena que merecen; y los medios dejen de reducir una problemática tan grave en un titulo tan estigmatizante; ¿se iniciará un debate en serio sobre lo que viene pasando ya hace tiempo?

LA VIOLENCIA en la sociedad existe, acá y en el mundo. Y es una palabra (un mal) tan grande y a su vez muy difícil de abordar. Es muy abarcativo. Para ir al grano, considero, desde mi humilde opinión, que no se le habla a los pibes de códigos que no debieran perderse. INCLUSO EN UNA PELEA.

De nada sirve que digamos: "pelear está mal". Es muy ingenuo... No sé... eso no va a cambiar... seguirán las peleas, en los boliches, en los deportes, en los lugares donde la joda y la pasión mal entendida se dan la mano con el exceso de alcohol; sumado al machismo; a la intolerancia, a la jactancia por el descontrol, bla bla bla...

Lo que observo hace años es que se viene naturalizando el hecho de pegarle a alguien en el piso está "aceptado" en una pelea. Es parte del final de una riña callejera. Y ESO ANTES NO SUCEDIA.
¿Pegarle a alguien de atrás? ¡¡Menos!!

O si sucedía era algo vergonzante. Un tipo que hacía eso podía generar miedo, por lo traidor, pero se ganaba el desprecio del resto. No era algo para contarlo orgulloso, y menos para sacarse fotos. Hoy sucede lo contrario.

He participado (como observador o testigo involuntario) en peleas a la salida de boliches, cuando era adolescente. Y las peleas terminaban cuando uno de los contendientes tocaba el piso, o era separado por quienes participaban mirando (y a veces arengando, formando un círculo alrededor de la riña) hasta que veían que uno era el "ganador", o el "perdedor" ya no quería más. No existía un goce ni una necesidad de registrar lo sucedido.

Me arriesgo a pensar que tal vez el cine, con las películas de acción cada vez más violentas, hayan naturalizado los golpes a patadas en la cabeza cuando alguien está en el piso, o darle el tiro del final con una roca a un moribundo, etc.
Los duelos en el cine (y en la vida) eran de frente, y frente a frente, y con las mismas armas. Si uno perdía su arma en la pelea, automáticamente, el oponente arrojaba la suya, para estar en las mismas condiciones. Había honor de por medio. Había códigos de la calle.

No sé... tal vez este equivocado, pero a los pibes hay que hablarles en su idioma. Para enseñarles a ser CABALLEROS incluso en una pelea.

(Ojalá se pudiera erradicar la violencia, pero mientras tanto, que se intente cambiar el modelo de GUAPO y del AGUANTE)

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.