fbpx Evo Morales, derrocado, y su largo periplo rumbo a México. | Otra Voz
Evo Morales, derrocado, y su largo periplo rumbo a México.
Evo Morales, derrocado, y su largo periplo rumbo a México.

Según el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el trayecto que tuvo que hacer el presidente derrocado, Evo Morales para hacer el viaje de Bolivia a México, fue por demás complicado debido a las trabas que surgieron, por el rechazo de permisos de algunos países latinoamericanos que se habían comprometido a ayudarlo.

Según el funcionario mexicano: “La ruta que teníamos prevista para retornar era regresar por Lima, salir por aguas internacionales y llegar hasta México”. Planes que tuvieron que ser modificados cuando el gobierno de Perú suspendió su permiso “por valoraciones políticas”, dónde el avión debía descender, puntualmente en Lima, para recargar combustible y continuar su ruta. La siguiente alternativa fue Ecuador, por lo cual se tramitaron los permisos para aterrizar brevemente ahí.

Mientras se realizaban esas trativas, el viaje se volvió a dilatar porque le negaron al avión, la salida por el espacio aéreo boliviano, momento en que tuvo que intervenir la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, quién aseguró: “Por un milimétrico espacio se dio la salida”. Con Perú, se tuvo que negociar nuevamente para que los dejaran transitar por su espacio aéreo. Así, en ese clima hostil, el avión despega, con las autorizaciones de Brasil, Perú y Ecuador.

La siguiente fase, fue Ecuador: ahí, el gobierno de Lenín Moreno le impidió sobrevolar su espacio aéreo, por lo que el avión tuvo que rodear Ecuador para entrar a aguas internacionales y poder continuar el vuelo. 

A todo ésto, el presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, había hecho gestiones pertinentes e incluso había logrado que Paraguay aceptara recibirlo, aunque el vice presidente derrocado, Alvaro García Linera, consideró más prudente la distancia que les ofrecía México, dada la ola de violencia imparable reinante en Bolivia. 

Mientras tanto, Fernández, le reclamó al presidente saliente, Mauricio Macri, la situación. Macri, aparentemente sin estar al tanto del tema, le reenvió un mensaje del canciller Jorge Faurie asegurándole que "el tema estaba solucionado". Conclusión: Desde Bolivia habían llegado las alerta de que los consulados argentinos estaban cerrados ante los pedidos de auxilio de funcionarios bolivianos.

Ya en tierras aztecas, Evo Morales, contó que su vida estuvo en peligro y que la intervención a tiempo del gobierno mexicano fue clave. “Estamos muy agradecidos porque el presidente de México me salvó la vida”, y agregó, contundente: “Si algo de delito tengo es ser indígena, si algo de pecado es que hemos implementado programas sociales para los más humildes buscando la igualdad, la Justicia social".

Etiquetas