fbpx Organismos internacionales y poder global. | Otra Voz
Organismos internacionales y poder global.
Organismos Internacionales

El imperio internacional del dinero como régimen.

Los organismos internacionales creados tras los acuerdos de Bretton Woods donde Estados Unidos tuvo una posición hegemónica por su poderío económico y militar tras salir victorioso de la segunda guerra mundial han logrado imponer sus intereses financieros a nivel global tras la declinación de la hegemonía norteamericana.

"¿Cómo puede mantenerse la cooperación internacional entre los estados capitalistas avanzados en ausencia de la hegemonía norteamericana?" Se preguntaba Robert Keohane uno de los mayores exponentes teóricos del neoliberalismo en materia de relaciones internacionales. La respuesta que da se encuentran en los regímenes internacionales y la cooperación asimétrica entre los actores que comparten normas y valores, esto es, mediante coordinación de políticas y la adaptación de conductas dentro del marco de instituciones internacionales. Esto permitiría la estabilidad, ya que en ausencia de cooperación los gobiernos interfieren en el mercado procurando seguir sus propios intereses según keohane.

Los regímenes internacionales nos permiten dar cuenta de las estructuras de "cooperación" que conducen a acuerdos internacionales. John Ruggie los definía como "normas y regulaciones, energías organizativas y compromisos financieros aceptados por un grupo de Estados".

Este marco teórico liberal nos permite dar cuenta del orden posguerra que logró imponerse en las relaciones internacionales bajo la base de la interdependencia económica y que da origen a la globalización. En un principio bajo la hegemonía norteamericana, en términos de A.Gramsci, sustentada en el poderío militar de la OTAN (violencia) y la cooperación mediante organismos internacionales (consenso).

Para Hirschman este orden planteaba un "efecto de influencia" con 3 beneficios: 1) un sistema monetario estable que facilita el comercio. 2) mercados abiertos con reducción de tarifas y levantamiento de aranceles. 3) acceso al petróleo con precios estables.

La instituciones que garantizarán estas áreas cruciales (dinero, comercio y petróleo) serían el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y comercio (GATT) luego organización mundial del comercio (OMC),.

Pero prestemos atención en que se basa y qué características tiene este complejo entramado de organizaciones internacionales que Keohane define como interdependencia. Una de las características es la creación de canales múltiples y la interconexión, esto comprende establecer relaciones interestatales, transgubernamentales y transnacionales. Otro punto es la ausencia de jerarquías en los temas a debatir, se borra la frontera entre temas de índole nacional y temas globales, una muestra de ello es el debate sobre el Amazonas donde estos organismos plantean declararlo "patrimonio de la humanidad" desconociendo la soberanía territorial de los países que contemplan ese espacio geográfico. Y otro de los ejes es el no empleo de la fuerza militar ante el poder del consenso, este conseguido mediante la instalación de agenda en la opinión pública y el dominio económico para las negociaciones, el Soft Power (Poder blando) la subordinación ideológica.

La implementación de relaciones transnacionales y transgubernamentales es esencial para el sostenimiento de este régimen internacional, ya que logra borrar las fronteras entre política nacional y política global, descarta cualquier planteo de interés nacional. Y aquí es donde entra en juego el rol de los organismos internacionales, en un mundo de coaliciones transnacionales el papel de estas instituciones es de suma importancia para las negociaciones políticas, establecimiento de la agenda, iniciativas políticas y económicas y la vinculación de los estados más débiles.

Esta política de interdependencia global no reconoce Estados sino actores. Es por eso que podemos ver organismos internacionales como el FMI o la Organización Mundial de la Salud (OMS) arrogarse tomar decisiones o iniciativas a nivel global que inciden en las políticas nacionales o la clara intromisión en la soberanía como mencionamos en el caso del Amazonas, al que podemos agregar también como ejemplo de ambigüedad en la delimitación entre políticas locales y globales los programas económicos dictados por el FMI a países con problemas económicos como el nuestro (Argentina) socavando cualquier tipo de independencia económica. La instalación de la agenda global tiene un rol preponderante en estas situaciones, ya que al conseguir la atención y apoyo de la opinión pública mundial estos organismos actúan en consecuencia.

Hoy podemos ver con mayor lucidez como éste régimen internacional ha superado la instancia de hegemonía norteamericana y se ha sostenido mediante el intercambio internacional en un mundo con un mercado global unificado y con una cadena de valor deslocalizada. Donde ya no es Estados Unidos la hegemonía dominante, el sistema internacional se sostiene bajo el imperialismo internacional del dinero, este complejo entramado de instituciones que responden a intereses de una minoría montados en una estructura globalista.

Organizaciones e instituciones internacionales como la Unión Europea, la OMC, el FMI o la hoy protagonista OMS forman parte de la estructura de un sistema financiero desterritorializado en un capitalismo transnacional que no conoce fronteras y que tiene intereses económicos propios, ajenos a cualquier Estado nación. Estos organismos multilaterales son el brazo político de la globalización económica.

Las características de la interdependencia económica del orden de posguerra que plantaba Hirschman y que describimos más arriba han dejado de existir, el sistema monetario ha dejado de ser estable, con la guerra comercial entre EEUU y China ha vuelto la imposición de aranceles y los precios del petróleo se derrumban tras el conflicto ruso-saudí. A ello se le suma el lógico desmoronamiento de este proceso de globalización e interdependencia económica al perder su "efecto de influencia" y beneficios, junto a la confrontación abierta del gobierno de Trump con los organismos que sustentan este régimen internacional del dinero.

El régimen internacional del dinero expresado en estos organismos supranacionales es la representación política del globalismo financiero, una clase política transgubernamental y transnacional que sin ser votada condiciona a los gobiernos imponiendo sus políticas mediante la agenda global y la iniciativa de las instituciones internacionales como la OMS o el FMI que bajo el romanticismo político, promoción de causas "nobles" y de "derechos humanos", coordinan políticas globales sometiendo a las naciones a la dependencia e intereses de una minoría plutocrática.

La actual crisis abre múltiples escenarios donde estos organismos colisionan con los Estados, el realismo político confronta con la interdependencia económica y el liberalismo institucional se resquebraja con el resurgimiento de los soberanismos nacionales. Sin dudas el mundo va hacia un nuevo orden internacional donde la convergencia de China como hegemón puede ser una posibilidad, imaginemos si implosionara EEUU tal como sucedió con su anterior competidor, la URSS, pero ¿está dispuesta China a asumir el rol hegemónico? ¿Cuenta con la capacidad militar y el consenso necesario en las negociaciones para sostener la economía mundial? allí yace un posible reordenamiento de los organismos internacionales generándose un nuevo régimen internacional, pero otra hipótesis también es la posibilidad de este reordenamiento con Estados Unidos como ordenador y garante con un nuevo orden institucional afín y sustentado en su supremacía militar. Pero quizá sea uno de los escenarios más probables y el que abre más horizontes para los emergentes, la composición de un mundo multipolar con eje en Estados Unidos, Rusia.y China como grandes actores, la realidad nos brinda una muestra de esta posibilidad, mayor rol de los Estados en las negociaciones y espacios de comercialización regionales

Lo que es cierto es que sólo a partir de la construcción de poder de los Estados nación, poder de desarrollo y defensa, en un mundo anárquico, tal como se lo caracteriza desde las relaciones internacionales, será la única posibilidad para enfrentar desde el interés nacional y en unidad continental este imperio del dinero para la autonomía, independencia y libertad de los pueblos.


 

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.