fbpx geopolítica | Otra Voz

geopolítica

La nueva cara del globalismo

La decisión de Alberto Fernández de tomar fondos de la coparticipación para financiar el aumento salarial a la Policía Bonaerense que había provocado manifestaciones hasta llegar a rodear la quinta de Olivos provocó la reacción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). La city porteña y el establishment financiero dieron a conocer a su nuevo representante.

MERCOSUR… Cumbre y después…

Lo que sin dudas es novedoso, probablemente inédito en la historia de la integración bilateral desde la última restauración democrática, es la profundidad de las diferencias que separan a los dos países más grandes del bloque, Argentina y Brasil.

Modelo argentino para el proyecto nacional - 4

El gasto en investigación y desarrollo debe ser tan grande como jamás lo haya sido hasta ahora, pero tan bien programado como para soslayar cualquier posibilidad de despilfarro. Deben aprehenderse bien estos conceptos, pues son absolutamente esenciales: sin tecnología nacional no habrá una industria realmente argentina, y sin tal industria podrá existir crecimiento, pero nunca desarrollo.

Modelo argentino para el proyecto nacional - 3

Me parece evidente que la indebida utilización de tales mecanismos de difusión cultural enferman espiritualmente al hombre, haciéndolo víctima de una patología compleja que va mucho más allá de la dolencia física o psíquica. Este uso vicioso de los medios de comunicación masivos implica instrumentar la imagen del placer para excitar el ansia de tener. Así, la técnica de difusión absorbe todos los sentidos del hombre a través de una mecánica de penetración y la consecuente mecánica repetitiva, que diluyen su capacidad crítica.

Modelo argentino para el proyecto nacional - 2

Cada país participa de un contexto internacional del que no puede sustraerse. Las influencias recíprocas son tan significativas que reducen la posibilidad de éxito en acciones aisladas. Es por eso que la comunidad latinoamericana debe retomar la creación de su propia historia, tal como lo vislumbró la clarividencia de nuestros libertadores, en lugar de conducirse por la historia que quieren crearle los mercaderes internos y externos.

El último romántico: balada al globalismo.

La decisión de Donald Trump de cortar el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de los tentáculos de las Naciones Unidas y con un rol preponderante ante la crisis del coronavirus, en representación de los intereses de organismos internacionales, ratifica el quiebre con la globalización la cual viene socavada desde la crisis financiera de 2008 y desde su asunción.