fbpx ¿Qué nos espera después del 10 de diciembre en Salta? | Otra Voz
¿Qué nos espera después del 10 de diciembre en Salta?
Esmeralda Siuffi

De las ocurrencias de un periodista salteño sobre las “paso” que se vienen. Por Esmeralda Siuffi, politóloga

 “Compartía la mañana”, cuando me sorprendió escuchar al conductor, comentar que en conversación con un Sr. cualquiera sobre algunos de los precandidatos a Gobernador por la Provincia de Salta, tanto él como este Sr. llegaban a las siguientes conclusiones:

  1. Respecto del Oso Leavy, “Pero a Leavy no lo conocemos, no sabemos cuál es el grado de sensibilidad que tiene, no es un hombre que tiene mucha dialéctica, le cuesta y además, lo que representa!”.
  2. Sobre Gustavo Sáenz,  “a mí me gusta Gustavo Saénz… no lo puedo terminar de definir, porque en definitiva él trabajó con Massa, estuvo trabajando con Macri, estuvo trabajando con Urtubey, estuvo trabajando dentro del Partido Justicialista.” Afirmaciones ante las que el periodista respondió en aquel diálogo verosímil: “Yo creo que se representa a sí mismo… es un gran pedidor y sabe cómo pedir ante las necesidades que tiene la ciudad que él manejaba, se paraba en la puerta de la Casa Rosada”. 
  1. Miguel Isa, “es un tipo de pueblo… o sea vos lo ves caminar por la calle, lo ves que anda solo por todos lados, y fue a la Municipalidad días pasados, y la rompió dentro de la Municipalidad, o sea realmente fue una cosa bastante increíble, lo ovacionaron, le cantaban y uno suponía que después de doce años dentro del Municipio a Miguel lo iban a sacar chiflando y no”.
Audio file

Así, en primer lugar para poder comprender cómo el conductor visualiza al precandidato Leavy, tuve que recurrir a la Real Academia Española, donde “dialéctica” es:

Del lat. dialectĭcus, y este del gr. διαλεκτικός dialektikós; la forma f., del lat. dialectĭca, y este del gr. διαλεκτική dialektikḗ.

1. adj. Perteneciente o relativo a la dialéctica.

2. m. y f. Persona con especial capacidad para debatir y argumentar.

3. f. Arte de dialogar, argumentar y discutir.

4. f. Método de razonamiento desarrollado a partir de principios.

5. f. Capacidad de afrontar una oposición.

De lo cual se deduce que decir sobre alguien que “no tiene mucha dialéctica” implica insinuar que carece de una especial capacidad para debatir y argumentar; que no tiene mucho arte de dialogar, argumentar y discutir; que no tiene método de razonamiento desarrollado a partir de principios; y que no tiene capacidad de afrontar una oposición. Sumado, a un contundente “le cuesta”, para cerrar la descripción del político, se sobreentiende que se trata de una caracterización negativa.

Este aspecto negativo, me retrotrae a las palabras del propio Diputado Nacional Leavy acerca de sus temores en una entrevista fechada el 10 de septiembre de este año, en el programa “Momentos de Bienestar” emitido por Profesional FM 89.9, cuando expresó “uno siempre el temor es que lleguemos y no estemos preparados”.  

En segundo lugar, para interpretar lo dicho por el periodista sobre el precandidato a Gobernador, y actual Intendente Gustavo Sáenz, acerca de que “se representa a sí mismo”, si bien se trata de una aparente frase simple en realidad posee una extrema complejidad, puesto que la formulación del “a sí mismo” si se estudia lingüísticamente, da cuenta de alguien que se autopercibe como el centro “de”, un sujeto individualista, y egocéntrico/egoísta –persona que tiene un desordenado amor a sí mismo, incompatible con el bien de los demás-.  

En relación al tercer precandidato, el periodista, hizo una alusión sobre quién puede objetarle a Isa el ser un hombre de pueblo: “¡Qué! ¿A Miguel Isa le vas a sacar que es un tipo de pueblo?”, y se referenció en un hecho de días pasados, en la que el exintendente de Salta Capital y actual Vicegobernador de la Pcia. de Salta, fue “ovacionado” por las y los empleados en las instalaciones del Centro Cívico Municipal (CCM) el pasado martes 17 de septiembre.

El recurso discursivo utilizado por el locutor para emitir su editorial política en la radio es lo que se suele definir como “discurso indirecto libre”, según el cual la voz de quién enuncia y de quién es citado se amalgama dando como resultado una ambigüedad enunciativa. Sería el famoso “me lo contó un amigo” o “le pasó a una amiga”, donde no se puede dilucidar cuándo habla el locutor y cuándo la voz citada. Se pronuncia la ambigüedad, cuando ni siquiera se refiere a “un amigo” sino que casi como sin querer, se menciona a “un señor”, restándole carga emotiva y simultáneamente desmarcándose de lo dicho.   

¿Qué nos espera después del 10 de diciembre en Salta? Aunque las respuestas del periodista fueron varios “no sé”, se dejan entrever si se escucha con atención respuestas más amplias. Acuerdo con el periodista en que “Hay que tener una precaución terrible de los temas en los que uno se mete, porque se están afectando capitales, se está afectando una forma de vida”.

A mi entender, la fórmula que tiene la “sensibilidad” y “sentido común” para gobernar Salta, además de la preparación política y el probado cariño de la gente es la de Miguel Isa y Lucía Doljanín, quiénes se presentan dentro del Frente de Todos como peronistas que nunca dejaron de estar a la par del pueblo.

Etiquetas

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.