fbpx Estanislao Graci. CABA y los negocios inmobiliarios de Larreta | Otra Voz
Estanislao Graci. CABA y los negocios inmobiliarios de Larreta
Estanislao Graci

Daniel Luna: Vamos a darle la bienvenida acá al invitado. Muchas gracias Estanislao por la visita.

Estanislao Graci: No, muchas gracias a vos Daniel y a todos ustedes.

D. L.: Está con nosotros Estanislao Graci, que es precandidato a legislador por CABA por el Frente de Todos. Estanislao te recibimos así de una manera que no era la pensada.

E. G.: Con cosas que nadie quiere escuchar, que generalmente nos duelen.

D. L.: Yo no te lo comenté en el programa anterior, pero nosotros tenemos un permanente contacto con Moira Millán, con distintos referentes de comunidades, en el norte inclusive con Marcos Pastrana, con compañeros de Jujuy también, y la verdad consideramos que esto tiene que estar en la agenda política. Yo siempre discuto con Moira. Yo le dije que lo vamos a lograr, que si volvemos a llegar al gobierno estos temas tienen que estar dentro de la agenda del próximo gobierno con la importancia que supuestamente debería tener el tema.

E. G.: Sí, absolutamente. Sin dudas. Hago una pequeña digresión quedándome un segundo en el tema. Han pasado muchas cosas en este gobierno que denotan que la voluntad política del gobierno fue no tratar de evitar problemas ni discutir ni ponerlos en un lugar en donde el Estado se pone de mediador, nosotros sabemos que el Estado no puede ser neutral, nosotros sabemos eso. Yo soy peronista, a mí me enseñaron que las manos eran escudo del justicialismo, están una arriba y una abajo agarrándose y no a la par digamos. Y en eso creo, el Estado no debe ser neutral, pero acá ni siquiera ha sido neutral, acá claramente inclinaba la cancha como un referí bombero y haciendo cosas peores aún.

Santiago Maldonado no se tiró a nadar al río porque estaba con calor. Rafael Nahuel no le disparó a la gendarmería y está muerto, era un chico de 20 años. Y esta compañera está hablando de que probablemente haya muertos, heridos hoy también. La verdad que han pasado muchas cosas que parece que tienen que ver con esa posición que ha tomado el macrismo de convertirse en referí bombero de sus amigos, estoy a punto de decir terratenientes y creo que está bien... pero sobre todo latifundistas me parece que los describe más. Que es el drama de la Argentina, el drama de la Argentina que es el latifundio desde su constitución como Nación.

D. L.: De hecho me parece un disparador como para arrancar el tema de la charla y después traerlo al tema de la Ciudad. Esto es algo que tenemos que revisar nosotros porque ya viene desde hace tiempo, la posibilidad de la compra de territorios por extranjeros. Porque en el año ’90 fue donde empezó el auge y donde empezaron a ocupar, esta gente, parte de los territorios. Porque lamentablemente hoy por hoy tenemos un territorio ocupado realmente y es de una gran importancia geopolítica. En este caso estamos hablando del sur en manos extranjeras. Estamos hablando de grandes recorridos o porciones de tierra, del territorio, que están en manos extranjeras.

E. G.: Se le quiso dar un límite, se le quiso poner un límite.

D. L.: Se le puso un límite en su momento pero ya era tarde.

E. G.: Pero más allá de eso se le había puesto un límite y vos tenías que ir acomodándote en el tiempo a ese límite que este gobierno, obviamente, dio por tierra, y es otro de los tantos puntos en donde la Nación había avanzado en establecer algún tipo de regulación que impidiera que grandes extensiones del territorio nacional quedaran en manos extranjeras y en esa también, como en otras áreas en las que La Nación había avanzado mucho en los últimos años, con el macrismo hemos vuelto para atrás.

Osvaldo Gagliardo: No sólo volvimos para atrás, sino que mucho más atrás de lo que estábamos en el 2003. Estos tipos están volviendo a antes del ’40.

E. G.: Es un sueño húmedo. Como son pre-peronistas, ese es un sueño húmedo.

D. L.: Estanislao contanos un poco cómo ves el panorama hoy en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cómo notás a los vecinos? ¿Qué sensación tenés, ustedes que la están militando bastante?

E. G.: Estamos cruzados por la campaña. Uno nunca deja de hacer política pero en época de campaña más todavía. Es la acción; el accionar político está más dirigido al vecino, está menos ideologizado, lo que no quiere decir que uno no tenga sus ideas como norte sino que estamos hablando de cosas más simples, más sencillas. Por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires nosotros tenemos el drama de la venta de tierras públicas, ya que estábamos hablando de eso, que ha sido muy muy importante durante los dos gobiernos de Macri. Recordemos: los 8 años de gobierno de Macri.

Pero se ha incentivado aún muchísimo más en estos últimos 4 años de Rodríguez Larreta. Entonces vos tenés una Ciudad que en vez de propender a que sus habitantes tengan acceso a una primera vivienda, que los jóvenes que están empezando su vida, que se casan o no pero que se ponen en pareja, que tienen chicos puedan tener una primera vivienda, o incluso alquilar, la Ciudad no sólo retira esos espacios que podrían generarse ni los incentiva sino que aparte la tierra pública la pone en función de emprendimientos de real state, departamentos para millonarios donde los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires no van a vivir.

De hecho, si vos ves los emprendimientos esos... que hay muchos en la Ciudad... no están ocupados. Son nada más que inversiones. Entonces vos tenés la tierra pública de la Ciudad de Buenos Aires puesta en función de un negocio y cuando construís viviendas, esas viviendas que se construyen en la Ciudad, las construyen no el Estado sino el privado, la Ciudad les permite que sean pensadas nada más que para especulación. Tengo tantos metros cuadrados y hoy lo que tengo vale tanto... el día de mañana lo vendo... no lo vendo. Ese tipo de cosas son las que estamos discutiendo con la gente y con estos tipos de pragmatismos. Para tu pibe no va a haber casa; para tu pibe que es clase media, que tiene trabajo, que está de novio con una chica, que por ahí se quieren casar o se quieren juntar.

Los dos juntan entre 150, 160 lucas... no son ricos pero tampoco son pobres. Para ellos no va a haber posibilidad, a lo sumo alquileres carísimos, con garantía, que es un choclo.

D. L.: La otra vez, el martes, estuvo Javier Andrade en Una x Semana y nos comentó esta cifra que realmente es alarmante, en 4 años este tipo vendió más que durante toda la gestión de Macri en CABA.

E. G.: El equivalente a un barrio entero.

O. G.: Vendió el doble en la mitad de tiempo.

D. L.: El doble en la mitad de tiempo y aparte tocó lugares muy conocidos como el Tiro Federal. Hay un montón de lugares. El tema del famoso Jardín Zoológico no sé en que quedó pero justamente en una zona... por una cuestión que ellos decían, que iban a hacer un pulmón verde. Entonces todo ese tipo de cosas... territorios de ferrocarril recontra costosos y que ellos se apropiaron como vos bien decís, pero además este tipo de lugares que son emblemáticos de la Ciudad de Buenos Aires y, obviamente, tienen un valor importantísimo.

E. G.: Primero que es patrimonio de todos, incluso parte de ese patrimonio es patrimonio de todos los argentinos. Se los han trasladado a la Ciudad desde la ONABE que es un organismo nacional que era el que, representando al Estado Nacional, tenía que preservar y cuidar esos lugares. El Estado Nacional era propietario, se los han trasladado a la Ciudad que directamente los vende. Insisto y ¿para qué los venden? Los venden para hacer megatorres. Megatorres carísimas. Y ¿cómo los venden? A veces de forma realmente escandalosa. Los venden, lo subastan con un solo oferente, lo subastan al precio base, tierras carísimas. Ahora, por un lado achican la cantidad de espacio público que uno pudiera destinar a viviendas para clase media o vivienda social que son muy necesarias en la Ciudad y generan este tipo de mega-emprendimientos de especulación sobre la tierra.

Y por el otro lado la Ciudad, cuando ellos asumieron tenía una X cantidad de metros verdes por habitante y hoy tiene menos de la mitad.

D. L.: ¿Cuándo asumió Macri o cuando asumió Larreta?

E. G.: Cuando asumió Macri.

D. L.: ¿En 12 años? Ponele.

E. G.: Claro, en 12 años. No sólo es una ciudad menos amigable para vivir sino que ellos hablan mucho del espacio público... han hecho tres campañas consecutivas hablando del espacio público. El espacio público para ellos es la bicisenda o el Metrobús. Está bien, no está mal y no lo vengo a criticar acá. Lo que quiero decir es que el espacio público también es la plaza y no es sólo el lugar en el que vos podes salir a llevar a tus chicos, a relajarte un rato, a compartir con tus vecinos, a una feria o algo, sino que también genera calidad de vida para los habitantes de esta Ciudad.

Ciudad con muchas motos, muchos autos, con mucha polución y estos tipos han achicado esa cantidad de espacios verdes al mismo tiempo que, insisto, favorecían a la especulación inmobiliaria y los negocios inmobiliarios. De esto no se habla.

Pablo Corace: Casi no se dicen... hay cosas que pasan inadvertidas. Si vos mirás las plazas, las cosas que han hecho, están llenas de arquitectura hostil, los bancos son lugares donde no te podes sentar, son bancos individuales para que nadie pueda compartir un mate, llenos de pinches para que nadie se tire a dormir, todo ese tipo de cosas que están desparramadas por toda la Ciudad incluso los banquitos que ponen por la calle son de cemento. Parecen mullidos te vas a sentar y te matas. Esto parece que no se discute pero se llama, técnicamente, arquitectura hostil porque está hecha para impedir su uso.

E. G.: Pero todo eso aparte, este es el modelo de Ciudad que ellos proponen: venta de tierras públicas. Ya vimos todos los problemas que trae, pero decís "che vendimos tierra pública, con lo que financiamos la bicisenda, el Metrobus o la apertura de una estación de subte en la línea H", podría ser. Al mismo tiempo endeudaron tanto la Ciudad que cuando Macri asumió el porcentaje de deuda sobre el presupuesto era alrededor del 1 y pico % y hoy ya están llegando al 9%. O sea que el que asume tiene casi el 10% de su presupuesto comprometido en deuda que esta gente ha tomado.

D. L.: Perdón y una cosa que es importante destacar es que es uno de los presupuestos mayores, el de CABA, de las ciudades más ricas.

E. G.: Es el mayor en relación al número de habitantes. Es el mayor, sin dudas.

O. G.: ¿Por habitante?

E. G.: Sí, claro. Tiene 20 veces el presupuesto por habitante que La Matanza. 20 o 30, casi 30, perdón es un número en el medio que no me acuerdo. Hay que multiplicar el presupuesto que tiene La Matanza por habitante por 27, más o menos, para darte cuenta, el presupuesto que tiene la Ciudad de Buenos Aires y uno tiene dos millones cuatrocientos mil habitantes y el otro dos millones ochocientos mil. Es el presupuesto más alto del país.

O. G.: Vos sabés qué me hace pensar todo esto? El otro día charlábamos con Javier Andrade el tema de que lo que nosotros vemos es que los problemas que tenemos nosotros como movimiento nacional y popular en la Capital, como peronistas, son un doble problema. Por un lado, el candidato y por otro lado, el discurso. Con el candidato realmente yo creo que... realmente... logramos un candidato que de alguna manera logra atraer al 30 % que está ahí en el medio, porque supongamos que hay un 30%, un 25% que tiene una ideología como la nuestra, un 30% absolutamente antiperonista, gorila y probablemente un 30% o 35% que están ahí en el medio con una ideología bien clase media.

D. L.: Que son los que tenemos que recuperar.

O. G.: Que son los que tenemos que conquistar. Y me parece que hay un problema de discurso, nosotros hablamos desde nosotros. ¿En qué sentido? Nosotros hablamos de solidaridad, hablamos de igualdad, hablamos de lo público, hablamos de que tenemos que lograr una Ciudad que nos ampare a todos y de repente ellos te están hablando a vos... "en todo estás vos"... le hablan de a uno.

E. G.: Sí, pero le ocultan información.

O. G.: Obvio, pero además mienten descaradamente. Ahora, esto es una estrategia y nosotros deberíamos tener una estrategia que pueda contrarrestar ese discurso en el sentido de que nosotros, si vamos por ese 30% al que los tipos lo están masacrando, esa clase media sabemos en el 2015 y en el 2017 que apoyó a este gobierno para que le saque los negros de encima. Justamente la propuesta de ellos hoy es barrer la Ciudad, sacar toda esa mugre de encima. Y la nuestra es integrarlos entonces nosotros deberíamos tener una estrategia que le diga a esa clase media: "Ahora vienen por vos". Los primeros 4 años vinieron por los pobres, por los trabajadores, por la clase media-baja, ahora vienen por vos, ahora te van a sacar más a vos.

D. L.: Dirigir el tema del discurso porque nosotros, a nuestro 25% llegamos tranquilamente y si lo vemos claramente ni siquiera hay una cuestión de que necesitás convencer porque estamos, obviamente, del mismo lado. Ahora lo que nosotros vemos es que en ese discurso que venimos tratando de hacer en estas últimas elecciones, a ese 25%, 30% no logramos penetrarlo, de alguna manera, o sea, tratar de seducirlo, de incorporarlo. Esa es un poco la idea.

E. G.: Yo entiendo perfectamente lo que dicen pero creo, sinceramente, que la realidad se va a colar, por esto te digo que nuestra forma de hacer campaña está muy lejos de ser una campaña ideologizada y partiendo de un discurso pétreo, inamovible sobre cosas mayúsculas, patria o colonia, de las cosas que creemos. Pero como estamos haciendo campaña en la Ciudad de Buenos Aires para ver cómo vamos a gobernar la Ciudad, estamos hablando de otras cosas. Estamos hablando de que esta gente que prometía una Ciudad moderna, porque eso era lo que ellos prometieron, que hicieron algunas cosas que la modernizaron, sí, bien, hicieron el Metrobús que hace que llegues más rápido, no hicieron las cosas que son modernas de verdad como por ejemplo subtes. Entonces tan modernos no son.

Prometen modernidad y los turnos online pero al mismo tiempo en la Ciudad de Buenos Aires volvió la sífilis. La Ciudad de Buenos Aires tiene la tuberculosis que tiene Jujuy. No quisiera comparar los presupuestos de la Ciudad de Buenos Aires por habitante con los de Jujuy. Entonces esta gente promete modernidad y está muy bien, yo quiero vivir en una ciudad moderna, está muy bien, a todos nos gusta el confort. Pero sin embargo tenemos que andar esquivando señores que se mueren de frío por la noche en la calle.

Hernán Fernández: Y te dicen que son militantes.

E. G.: Bueno... esas boludeces... Por eso digo que la realidad se cuela porque eso ya realmente no lo cree ni el que lo dice. El que lo dice sabe que está mintiendo para sacar una conversación de lugar, para que en todo caso vos le digas "bueno vos sos un miserable" y él te diga "vos sos un violento" y ya no hay más discusión. ¿Por qué? ¿Qué es lo que nos pasó que la gente termina durmiendo en la calle y muriéndose de frío? Pasan muchas cosas y se pueden discutir. Seguramente también hay una degradación en muchos de esos habitantes de la Ciudad, una degradación intelectual, una degradación de sus facultades, problemas incluso hasta personales que no tengan que ver estrictamente con lo que está pasando con el país. Pero eso es un porcentaje.

A eso se le ha agregado muchísimo y eso está estrictamente ligado a lo que pasa en el país y a la falsedad de esa modernidad que ellos proponen. Ellos proponen, insisto, modernidad. Bueno, listo. ¿Cuáles son las enfermedades que crecen? La tuberculosis. Listo. Che... tan modernos no son amigos. Es una enfermedad de 1900. Vuelve la sífilis...

P. C.: Aumenta la mortalidad infantil.

E. G.: Se resolvía con profilácticos, no con inversión mega-monumental, 200 hospitales, no, con profilácticos y campañas de prevención. Plata para publicidad entiendo que tienen porque veo todo el día, abro la compu, pongo YouTube aparece la propaganda de ellos, prendo la televisión aparece la propaganda de ellos, agarro mi celular aparece la propaganda de ellos, voy por la calle aparece la propaganda de ellos. Che acuérdense que está apareciendo la sífilis, hay que avisar que hay que usar condón, con-dón, profiláctico, no es tan difícil. Mostrame las obras que hiciste, no tengo problema, es parte de tu función de gobierno, tenés que mostrar lo que haces con el presupuesto de todos.

Pero también ese presupuesto en publicidad es para estas cosas, es para generar estas campañas de salud pública, eso es ser moderno en salud. En salud ser moderno no es tener equipamiento ultrasónico, en salud ser moderno es tener prevención y poca enfermedad. Para que haya menos índice de enfermedad y de pandemias, en una ciudad hay que tener prevención, no mega-hospitales. Lo más grave es que cuando nos tengamos que hacer cargo del gobierno vamos a tener que arrancar por los hospitales, por las crisis que te dejan.

Yo creo que lo que hay que contrastar con ellos es que su discurso de modernidad choca con la realidad, prometen una modernidad que no se ve. Prometen una modernidad que cuando vos la contrastas con hechos como éste, cuáles son las enfermedades de la Ciudad de Buenos Aires, te encontrás que no existe tal modernidad. Creo que hay que contrastarlo con eso, que son ineficientes, que son ineficaces, que son injustos. Cuando la tierra de todos los argentinos, que depende del Estado Nacional que lo manejaba el ONABE, se la pasa al Gobierno de la Ciudad para que se hagan torres para ricos hay una injusticia flagrante.

No sólo con los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires que no tienen acceso a sus casas, también con el país entero. Pero somos beneficiados de eso, una vez más los porteños nos hacemos los sotas, bueno listo, vamos a hacer barrios lindos, con edificios para clase media, accesibles, con créditos a 30 años. No, te mandan a la cola del UVA y ya tenemos más de cien mil casos de gente que está con la corbata que le aprieta un montón, que no lo puede pagar. Entonces digo sí parecen modernos, hablan como modernos, tienen un discurso moderno, pero tienen una gestión decimonónica.

D. L.: Aparte, como vos bien decís, fue una gestión moderna, decís bueno bárbaro, ellos se basan en el tema de la infraestructura, yo no quisiera ahondar en la infraestructura porque realmente, aparte de que es costosa, hubo cosas que las hicieron bien y mal encima. O sea la hicieron bien, por ejemplo, como el Metrobús pero grandes obras que hicieron las hicieron con errores.

H. F.: Es lo que pasó con los coches del subte que eran viejos.

D. L.: Ni hablar. Compra de vagones de subtes, que se los sacaron de encima y se cagaban de risa los españoles cuando Argentina los compró.

E. G.: Se los sacaron de encima porque tenían asbesto y la comunidad española dijo en esto no viajamos más porque la gente se muere. Porque esto enferma.

D. L.: Yo lo que quería decir es una ciudad moderna es una ciudad en donde vos tenés vacantes para las escuelas para los chicos.

E. G.: 23.000 pibes sin vacantes.

D. L.: Donde tenés hospitales, medianamente, en condiciones porque vos decís, me voy a zarpar, ¿qué carajo hicieron con la plata? si lograron el tema de esa venta, esa subasta, ¿qué hicieron con esa guita? O sea la guita de esa venta de terrenos porque en salud no está, en Metrobús no está, en las escuelas no está, en subtes no está. ¿Dónde está la guita esa?

O. G.: Ustedes saben que yo los escucho atentamente y mi experiencia de muchísimos años en marketing me hace ponerme en el lugar del receptor al que le quiero, entre comillas, vender una idea o un producto y si vos a esa clase media gorila que nosotros tenemos que capturar le decís que aumentó la sífilis, me pongo en ese lugar y te digo a mí que me interesa. Le digo pero aumentó la mortalidad infantil, bueno pero es de los tipos que son unos muertos de hambre y el deterioro de la educación pública y de la salud pública y de los hospitales y el tipo dice bárbaro si eso no funciona que se vayan. Justamente están barriendo el morochaje porque lo pienso desde ahí.

Yo digo: yo tengo obra social privada, es cierto que cada vez me cuesta más, y mando al chico a la educación privada y esa gente, este razonamiento nuestro que es igualitario, es comprensivo, es moderno desde otro lugar, para ellos moderno es sin gente muriéndose de frío en la calle, y hay quien te dice sáquenlos, que se vayan, justamente, que se pongan a trabajar.

E. G.: Estoy de acuerdo en todo. Estoy de acuerdo en que no estén en la calle, estoy de acuerdo en que hay que ir a trabajar, estoy de acuerdo en todo. La diferencia es que nosotros consideramos que hay que crear trabajo y esta gente destruye trabajo.

O. G.: El problema es cómo lo piensa ese 30% de gente que no tiene conocimiento.

E. G.: No, yo no pienso como vos ahí. Pienso que hay un sector muy gorila en la Ciudad que es irrecuperable. Ese sector piensa exactamente como vos planteaste, pero ese sector que puede fluctuar, y que puede votar un día a Cristina y al otro día a Macri ese sector, que es fluctuante, que define su voto de acuerdo a sus expectativas y a sus necesidades, más o menos, en el día a día, y a cómo esté viviendo o a cómo quiera vivir, no piensa exactamente así. Me parece que es menos cruel en su forma de razonar y que de alguna manera también comprende que en una Ciudad absolutamente desigual le costaría mucho vivir. Sabe que en una Ciudad absolutamente desigual a donde tiende la Ciudad de Buenos Aires todas las pandemias sociales se multiplican.

Sabe que su pibe de 16, 17 años va a salir a la noche y puede tener un problema en la calle. ¿Por qué? porque la Ciudad está descompuesta, es desigual, es inequitativa y los problemas crecen y eso él lo comprende, o ella lo comprende. Ahora sí creo que hay un sector de votos que es irrecuperable, que odia todo lo que tenga que ver, ya no con nuestra forma completa y compleja de pensar sino todo lo que no tenga que ver con el individualismo y el egoísmo como forma de desarrollarse en la vida. Está muy bien identificado en Macri y en sus lecturas de Ayn Rand y el elogio del egoísmo. Está muy identificado con eso, creen profundamente en eso y con eso tenemos una discusión, si querés, filosófica profunda. Y el gobierno los representa. Entonces no nos va a votar ninguno de esos, ninguno.

Por eso somos el opuesto a este gobierno, por eso en la Ciudad de Buenos Aires, bien o mal, con más porcentaje o con menos porcentaje somos la alternativa habitual al macrismo, somos la alternativa natural. ¿Por qué? Porque somos el opuesto filosófico y hay un sector... insisto... de la población, que no es peronista, ni se considera progresista, ni mucho menos kirchnerista, que no está de acuerdo en vivir en una sociedad cada vez más desigual. Entonces a ese sector se puede apelar perfectamente. Y se le llega.

D. L.: Eso del candidato, ahí también, es importante porque no es un candidato pura y exclusivamente marcado como K o como muy identificado con el peronismo. Es un aire nuevo que es una alternativa o una opción para ese votante. Yo quiero apuntar también a lo que vos dijiste al principio.

E. G.: Los peronistas lo vamos a votar pero él no se considera peronista. A mí me parece que lo que pasó acá fue que había muchos de esos porteños que vos nombrabas hace un ratito y que yo te decía no son tan gorilas esos porteños... pero había muchos de esos porteños que sí se reconocían un poquito más progresistas, con un pensamiento menos individualista que en un momento dijeron lo que está generando Macri es una tragedia. Y hay que juntarse y hay que tratar de juntarse con todos, los que piensan como yo y los que piensan parecido y con los que podamos llegar a niveles de acuerdo de lo importante.

A veces creo que el programa que nosotros llevemos adelante gobernando la Nación, más allá de la Ciudad, es un programa de mínima, ¿Por qué creo que es de mínima? Porque te podías plantear programas de máxima cuando vos tenías el desarrollo científico-tecnológico al palo, cuando estabas construyendo la tercera central nuclear, entonces vos podes imaginar programas de máxima, nos hicieron retroceder mucho. Entonces estamos hablando de la gente que se muere de frío en la calle, estamos hablando de hambre de nuevo en la Argentina. Eso no existía hace 4 años. Problemas millones, pero hambre... gente que no comiera, no.

La multiplicación de los comedores ha sido exponencial, ha sido por 10. Había bolsones en donde todavía había que tratar la cuestión de la gente que no llegaba a comer por sus propios medios en el 2015, que los había. Se han multiplicado por 10 por lo menos, es exponencial, entonces vos decís listo, bueno, nuestro programa ya no será el programa de la patria liberada, no, será un programa en que los argentinos comamos.

D. L.: De reconstrucción.

E. G.: Será un programa de que la deuda externa no nos ahorque, y permita desarrollarnos lentamente.

O. G.: Que los jubilados tengan medicamentos.

E. G.: Que los jubilados tengan medicamentos, que se vuelva a generar el programa REMEDIAR, vamos a ir hacia un programa más parecido al del 2003 que al del 2011 cuando hablábamos de sintonía fina.

D. L.: Desgraciadamente.

E. G.: Sí, desgraciadamente pero lo vamos a hacer porque uno vive en su época y tiene que hacer las cosas que le toca hacer. Entonces, más allá de que digamos "che... que macana se perdió una oportunidad", no, "che... hagámoslo con alegría, recuperémonos, recuperemos la Nación, recuperémosla mil veces". La rompen, la volvemos a armar si es el lugar en que convivimos, el lugar nuestro, donde nacen nuestros hijos, donde viven nuestros viejos.

O. G.: Una frase de Perón, ellos lo romperán mil veces y nosotros lo arreglaremos mil veces.

E. G.: Yo trato de ser como Perón, cito sin decir de quién es la frase.

D. L.: Yo lo hablaba acá con los compañeros que siempre fue un poco la tarea nuestra en definitiva porque, salvo en estos últimos 12 años, siempre fue reconstruir o ir en búsqueda de conquistas de derechos, salvo en este último período.

O. G.: La izquierda dice que somos iguales a ellos. Porque mantenemos la cosa, ellos rompen, nosotros arreglamos, pero mantenemos, aparentemente siempre lo mismo, entonces para ellos somos lo mismo.

E. G.: Y si porque hay una visión romántica absurda de las cosas alejadísima de la realidad, una visión romántica en donde uno imagina como debería ser el mundo ideal, ellos. Seguramente, digamos... ponernos de acuerdo en cómo es el mundo ideal es muy difícil. Pero ellos tienen una visión de cómo es el mundo ideal, los trotskistas, se lo imaginan entonces nada que sea ese mundo ideal que ellos se imaginan está bien. Está mal el aguinaldo para éstos, entendés, entonces están mal las vacaciones pagas, es reformismo pequeño burgués.

Voy al 2011. Salimos con mi mujer desde Madariaga; íbamos buscar a mi hija a Tandil y nos paramos en Ayacucho porque había un árbol muy florido con unas flores preciosas y nos paramos a ver si tenía semillas... viste esa tontería de ver si tenía semillas... y para un auto. Estoy hablando del 2011, aproximadamente, para como si yo te dijera un Opel. Imagínate, setenta y pico, medio destartalado pero ahí entero iba, entonces me dice el hombre que estaba en el auto ¿voy bien para Mar del Plata? Mi mujer se acerca, estaba el hombre y la mujer con un chico arriba y como 3 o 4 chicos atrás.

Mi mujer se acerca y le dice "¿se van de vacaciones?" Y la gorda la mira a mi mujer con una sonrisa de oreja a oreja y le dice "Por primera vez". Eso es por lo que trabajamos siempre nosotros. Y eso a veces estos muchachos, que piensan en un mundo ideal, en donde ese hombre y esa mujer no pasen hambre y sean felices no lo pueden ver.

O. G.: Te está convirtiendo en pequeño burgués.

D. L.: Me pareció brillante eso, porque eso era, este tipo de relatos, lo que uno escuchaba de nuestros viejos. Está buenísimo que de repente nos cuentes esto que pasó en el 2011.

E. G.: Ojo, por ahí yo no tenía este relato porque yo le hubiera dicho sí, seguí por la ruta hasta Las Armas, Las Armas que es el primer pueblo que te vas a encontrar, doblas a la derecha y llegas. No, apareció mi mujer que tiene un poquito más de sensibilidad y le dijo "se van de vacaciones". Y te juro que la cara de esa mujer fue un sol... una gorda grandota con un nene en brazos chiquito, bebé, y un montón de chicos al fondo, sí, por primera vez.

D. L.: Eso es impagable.

E. G.: Impagable y eso es lo que estos muchachos no pueden descubrir, o peor, dicen los estás convirtiendo en burgueses.

D. L.: Lo que pasa es que aparte lo que no se entiende de la izquierda es justamente eso, que están, viven en un mundo ideal y tienen cero experiencia en gestión de nada.

E. G.: Muchas veces están afuera de la realidad.

D. L.: Están fuera de la realidad.

P. C.: Fotocopias hacen.

D. L.: Entonces dejémonos de joder.

E. G.: Mentes brillantes, lúcidas que, la verdad, habría que rescatar.

D. L.: Sí, compañeros muy valiosos.

E. G.: Porque realmente pueden ayudar a construir una comunidad que se realice.

O. G.: Fíjate que tienen un pensamiento, por eso la extrema derecha y la extrema izquierda se juntan tanto, que los gorilas de la Capital que dicen me los estás acercando, los aburguesas y me los acercas a mí, entonces es el cuestionamiento por derecha y por izquierda los convertís en pequeños burgueses.

P. C.: Le estamos dedicando mucho tiempo a los insignificantes.

D. L.: Exacto. Te iba a preguntar,  vos que estás en permanente contacto con distinta gente de distintas Comunas, más allá de la tuya, que la tuya es bravísima, es muy particular, Palermo, la Comuna 14. ¿Vos realmente ves, porque hay muy buenas publicidades acerca de la realidad, si la gente percibe ese deterioro que hubo en todos estos 4 años?

E. G.: Sí, se cuela la realidad.

D. L.: Porque yo lo que le planteaba a Javier era cómo puede ser que en distintas Comunas, por ejemplo; y no hablo de Comunas de Recoleta, de lugares de Belgrano... hablo de Pompeya, Lugano, Soldati, o sea de zona sur de CABA, que tengan ese apoyo. Esa gente es la que se tiene que dar cuenta y que esa realidad la estropee, por decirlo de alguna manera.

E. G.: Va a pasar, insisto, porque la realidad hace su presentación todos los días, porque en la Argentina cierran 60 pymes por día, y cuando cierran 60 pymes por día en la Argentina, la gran mayoría cierra en la provincia de Buenos Aires, ahí pegadito a la Ciudad de Buenos Aires, una parte importante en Córdoba, otra en Santa Fe. Han cerrado 3.000 comercios en lo que va del año. Desde que empezó el año han cerrado 3.000 comercios.

Esa es la realidad, la gente duerme en la calle y no son militantes porque los militantes no van a morirse en la calle de frío. Porque podrían ser tan buenos militantes pero no tan boludos, realmente. Los comedores se multiplican, la desigualdad se multiplica, en el sur por un lado hacen algunas obras de embellecimiento de algunos sectores y vos llegas a otros lugares en donde las montañas de basura en las esquinas te tapa, decís che... pará... ni la basura resolvieron acá. Es cierto que hay zonas muy postergadas de la Ciudad con problemas, incluso hasta de agua potable pero ni la basura les levantan.

Y esas cosas la gente termina viéndolas por más que abra el teléfono y aparezca Rodríguez Larreta diciendo hicimos el Paseo del Bajo, prenda la compu y aparezca Mauricio Macri diciendo entubamos el Arroyo Vera, salte a la televisión y se encuentre a alguien hablando de los beneficios de la bicisenda. Por más que todo ese impacto que es muy fuerte en la Ciudad, sobre una Ciudad que trabaja, que hace obras, que está todo el día en movimiento, que es lo que genera la publicidad del macrismo, que es lo que uno ve, que pareciera eso siempre, la realidad se impone, Sí, se nos impone a todos.

El que no quiera ver es porque está dispuesto a no verla. Eso es ideología que es lo que nos acusan a nosotros, nosotros somos ideologistas. No, mira, nosotros somos realistas. Yo soy realista, sí tengo principios ideológicos algunos, muy poquitos, y algunos principios doctrinarios más importantes y trato de adaptarlos al tiempo pero trato de mirar el tiempo que vivo. Ahora la mayoría de las personas con las que convivo también ven la realidad. Si la esconden es por ideologismo. Yo creo que, por ejemplo, en el sur de la Ciudad la fórmula Fernández-Fernández y lo que con ello lleva en la Ciudad que es Recalde y Barranco, Pino, Paula Penacca, y está ahí Eduardo Valdés, la lista de legisladores con Claudia Neira, digamos lo que arrastre la fórmula Fernández-Fernández va a hacer una muy buena elección. Muy por arriba de las medias.

P. C.: Yo siempre tengo esperanzas pero no nos olvidemos que en algún momento fue Aníbal Ibarra el Intendente, después con el tema de Cromañón aprovecharon para sacarlo y ahí subió Macri.

D. L.: Eso fue injusto, que lo hayan bajado a Aníbal Ibarra, más allá de, después, estar de acuerdo o no.

E. G.: Le cabrían las generales de la ley a Macri con Iron Mountain, con el derrumbe del edifico de al lado del gimnasio que tiene 2 muertos en Villa Urquiza. Le cabrían las generales de la ley porque ¿cómo es qué contamos los muertos? Y si son 100, si falló el control de la Ciudad. Y si acá falló el control de la Ciudad pero en vez de morir 100, murieron 12 entonces ya ¿no es tan grave?

O. G.: O 10 bomberos.

E. G.: Murieron 10 bomberos en la Ciudad en el incendio de Iron Mountain, no es tan grave porque son bomberos, servidores públicos, por favor. (Ironía).

P. C.: Acá hay gente que está muy manipulada ayudada por todo lo mediático y todo lo que se topa pero como vos bien decís la realidad siempre se cuela por algún lado. Yo vivo en Constitución, me llegan las expensas, exorbitantes las expensas, estoy hablando de un departamento de un edificio de hace 40 años, más, de los setenta, setenta y pico será el edificio, miro las expensas y mes a mes veo cada vez más morosidad de deudores de expensas. La mitad del edificio no está pudiendo pagar las expensas.

Entonces mucha de esa gente votó a Macri porque yo siempre me fijo las mesas donde voto yo, voy mirando a ver los porcentajes. Evidentemente en mi Comuna, en Constitución ganó Macri. ¿Qué van a hacer ahora que no pueden pagar las expensas? Esa es mi pregunta. ¿Se están dando cuenta?

E. G.: Y el riesgo que implica no pagar las expensas. Te rematan el departamento.

D. L.: Por eso yo te decía ojala que la gente lo pueda ver.

P. C.: Ni hablar de los que alquilan.

D. L.: ¿Cuánto pagás de expensas Pablito?

P. C.: 6.000. Un departamento de dos ambientes en Constitución.

D. L.: Por eso decía que ellos están apuntando el eje de la campaña específicamente al tema de, yo lo veo por dos puntas, infraestructura, están mostrando lo que están haciendo que lo que conozco y sé que lo hicieron primero con un sobreprecio tremendo y después lo hicieron como el orto, algunas cosas, el Paseo del Bajo lo hicieron mal, algunas cosas, el Metrobús lo hicieron mal.

E. G.: La curva que había anunciado Andrade que iba a traer problemas ya tuvo el primer accidente. Andrade, en la Legislatura, cuando llevan el proyecto a votar dice: Acá esta curva nosotros la analizamos y está mal hecho el peraltado, está mal planificado el peraltado, por lo tanto cuando un camión pase de determinada velocidad lo más probable es que vaya a volcar. Pasó a la semana. El camión en vez de ir a 40 fue a 45 y volcó.

D. L.: Por eso yo te decía: ellos están apuntando a esas dos cosas, yo quería apuntar a dos cosas que yo sé que están mal hechas, esas dos, las otras no sé... calculó que sí. Ahora con relación al tema están haciendo campaña con el tema de infraestructura y con el tema de que vuelve el miedo si ganan estos. ¿Cómo le sugerís o le decís al vecino que si vota al Frente de Todos, a la lista nuestra, no va a ser así? ¿Cuál es la propuesta de ustedes? Y ¿cuál es el mensaje que le querés dar a los oyentes? Para redondear la nota.

E. G.: No tengo ninguna duda que el país lo va a gobernar Fernández-Fernández y que, insisto, va a ser un programa de mínima. Hay que resolver cosas básicas, que los argentinos puedan sobrevivir al hambre, a la miseria y que los jubilados puedan llegar a fin de mes, cosas muy básicas. Y de eso nos vamos a ocupar, lo hemos hecho, lo sabemos hacer, vamos a recuperar a la Nación, la vamos a volver a reconstruir, va a estar en pie de nuevo, en 4, 6, 8 años. En ese momento discutiremos quién es más peronista, menos peronista y cómo sigue el proceso.

Después lo discutimos. Ahora entre todos vamos a hacer eso, si nos toca la oportunidad de gobernar la Ciudad. Lamentablemente, a ese gorila que no le importa la educación pública no tengo nada para decirle. Que siga votando a Macri. Somos distintos, a nosotros sí nos importa, a nosotros nos preocupa que haya 23.000 pibes que no están escolarizados. Y lo primero que vamos a hacer es resolver esos temas que este gobierno nos deja como una deuda inmensa que crece año a año. Ya llevan 12 años gobernando y nos dejan este tipo de problemas que son estructurales.

Que el pibe no entre a la escuela es un problema estructural tan grave como si se inundara Palermo en el Arroyo Maldonado, tan grave o peor. Nos dejan problemas inmensos. Va a haber que meterle mano el primer día, si le toca gobernar a Matías Lammens yo no tengo dudas que se va a trabajar desde el 10 de diciembre en que cuando las clases se inauguren en los primeros días de marzo haya nuevas aulas que puedan acoger a esos 23.000 pibes que hoy por año se quedan afuera de las escuelas. No tengo dudas que esa es nuestra prioridad y eso es lo que vamos a hacer. Insisto, a veces, parecen programas de mínima, ¿sabes qué? tienen que ver con la sociedad en la que uno quiere vivir.

Uno quiere vivir en una sociedad en donde todos podamos desarrollarnos y entonces sí esa comunidad pueda realizarse. Cada uno puede realizarse porque la comunidad se realiza. Esa frase me parece que la dijo el general. A los clásicos los tenía muy leídos de punta a punta y los citaba sin decir de quién era la frase. Me parece que nosotros deberíamos empezar a hablar de estas cosas. Nosotros nos vamos a ir, si gobernamos esta Ciudad, dentro de 4 años, y yo te garantizo que problemas como la tuberculosis no van a ser un problema.

Tendremos otros problemas los porteños, porque es como vivimos en la realidad. Vivimos en las cosas cotidianas y las cosas pasan y suceden y las sociedades se transforman y cambian y los problemas son distintos siempre, tendremos otros, pero estos problemas absurdos de principios del siglo pasado no los vamos a tener. Porque vamos a trabajar por una sociedad, insisto, más justa, más solidaria y vamos a trabajar con un poquito más de capacidad que está gente que maneja un presupuesto treinta veces superior a La Matanza y que está llevando a porciones importantes de la Ciudad a vivir lo que viven los peores barrios de La Matanza. Con treinta veces más plata. Porque tienen un nivel de ineficacia y de ineficiencia para manejar los recursos públicos que no nos va a pasar a nosotros.

D. L.: Estanislao te queremos agradecer la visita, la verdad un placer como siempre escucharte y estamos a disposición para lo que precises.

E. G.: Gracias a vos y a los muchachos. Espero no aburrirlos.

D. L.: No, por favor. Escuchame, pasanos, obviamente, todas las actividades y como siempre las difundimos.

E. G.: Muchísimas gracias.

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.