fbpx La Alianza Cambiemos en campaña: Estigmatizar al pobre y al laburante. | Otra Voz
La Alianza Cambiemos en campaña: Estigmatizar al pobre y al laburante.
La Alianza Cambiemos en campaña: Estigmatizar al pobre y al laburante.

Dentro del marco de la Resolución 845, publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno de Macri & Cía, pone en marcha el “Programa Ofensores en trenes”, en el cuál el gobierno autoriza a las fuerzas policiales y de seguridad a pedir el documento de identidad en las estaciones de tren de todo el país a modo preventivo. Es decir, desestima la presunción de inocencia y autoriza a las fuerzas de seguridad a exigir el documento de identidad a cualquier persona que considere sospechosa. 

Mientras tanto, el candidato a vicepresidente del oficialismo, el senador rionegrino Miguel Ángel Pichetto, en referencia a la foto que Clarín y videos que otros medios de comunicación difundieron, en la que se veía una cola de supuestos compradores de droga en un pasillo de la Villa 11-14 de la Ciudad de Buenos Aires, afirmó que "habría que dinamitar todo, que vuele todo por el aire".  En referencia a la pobreza, Pichetto, también, aseguró: l senador se explayó, repasó los índices de pobreza, "estratificados", según él, en el 30% ó 35% de la población, y agregó que "a mucha gente le gusta que haya pobres, porque lucran con la pobreza. La Iglesia reza con los pobres, está todo bárbaro"...  Cabe recordar, que cada vez que puede, el candidato Pichetto, reafirma sus principios de "mano dura" en materia de migración y con los delitos de narcotráfico. 

Por su parte, el candidato presidencial Alberto Fernández condenó la medida del Ministerio de Seguridad comandado por Patricia Bullrich, una decisión que de acuerdo al postulante del Frente de Todos "se inscribe en una lógica de criminalización”, y además agregó: “Vamos a las estaciones porque en los trenes viajan los pobres. Vamos a pedirles documentos a los pobres para ver dónde están los delincuentes”.

Rechazo desde distintos sectores:

María del Carmen Verdú, referente de Correpi, advirtió que “los trenes son el laboratorio de medidas represivas”. Mientras que el cura Juan Carlos Molina dijo que el gobierno apunta a “criminalizar la pobreza”, y el diputado Agustín Rossi preguntó: “¿Por qué en las estaciones de trenes y no en los aeropuertos?".