fbpx Los números binarios, el I Ching y Cristina | Otra Voz
Los números binarios, el I Ching y Cristina
yin yang

Introducción a la columna

 

“La tecnología es la ciencia aplicada a la resolución de problemas concretos. Constituye un conjunto de conocimientos científicamente ordenados, que permiten diseñar y crear bienes o servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y la satisfacción de las necesidades esenciales y los deseos de la humanidad. Es una palabra de origen griego, τεχνολογία, formada por téchnē (τέχνη, arte, técnica u oficio, que puede ser traducido como destreza) y logía (λογία, el estudio de algo).”

Fuente: Wikipedia


Hace miles de años, alguno de nuestros ancestros, levantó una piedra del suelo y la arrojó. Se quedó observando como volaba.

Entretenido con la novedad continuó arrojando piedras hasta que, casualmente, le pegó a un árbol.

Intrigado por el ruido producido por el golpe de la piedra, se acercó al árbol y comprobó que la piedra había dañado la corteza.

Comenzó a practicar…

Con los años, vinieron la lanza, la onda, el arco y la flecha; el martillo, el hacha, el cuchillo…

Armas y herramientas.

Luego vinieron el fuego y la rueda, la agricultura y el sedentarismo; la domesticación de animales: caballos y perros ancestrales comenzaron a trabajar para aquel mono erguido que poco a poco se transformó en nosotros

Desde aquellos rudimentos tecnológicos hasta Internet, las redes sociales, Google, los teléfonos inteligentes, el láser, los vuelos espaciales, etc., “pasaron cosas”, muchas cosas.

El hombre, históricamente creo tecnología por necesidad, para resolver un problema, para realizar más fácil alguna tarea.

Primero estaba la necesidad.

Hoy, todo indica que la relación causa/efecto se ha invertido. La velocidad del desarrollo tecnológico es tan grande, que se inventan objetos y después se nos incita, mediante sofisticadas técnicas de marketing a necesitarlos.

Esta columna intentará ser un viaje por la creatividad humana aplicada a la tecnología, desde aquel primer juego con la piedra, hasta el, mayormente incomprensible, mundo de hoy.


Los números binarios, el I Ching y Cristina.

Empecemos a hablar de los números binarios... ¿Y a quien le importan los números binarios?

Supongo que a casi nadie, salvo a los matemáticos y desarrolladores de software. Sin embargo están por todos lados. Estamos virtualmente invadidos por los números binarios:

Las computadoras, las redes de computadoras, internet, los teléfonos inteligentes (smart phones) y todo lo que está entre medio y alrededor de esto funciona gracias a los números binarios.

La cosa es que nosotros tenemos 10 dedos. Por eso usamos el sistema decimal. Si tuviésemos dos contaríamos en binario.

Resulta que las computadoras y una multitud variada de artefactos que utilizamos a diario, tiene dos dedos, o dos estados y por eso usan el sistema binario. Unos y ceros es lo único que entienden.

A cada dígito binario lo llamamos Bit.

Un conjunto ordenado de 8 bits es un Byte

Cuando nos venden una conexión a Internet de "30 megas" significa que la velocidad de transmisión es de 30 millones de bits por segundo (esto se denomina ancho de banda)

Cuando nos hablan de "cuanto pesa" un archivo, las unidades están en múltiplos de bytes, al igual que la capacidad de un medio de almacenamiento (Disco de la computadora, memoria, pendrive):

Kilobyte = 1000 bytes

Megabyte = 1000 kilobytes

Gigabyte = 1000 megabytes

Terabyte = 1000 gigabytes = 1.000.000.000.000 de bytes = 8.000.000.000.000 de bits.

Con esto datos deberíamos poder calcular cuanto tardaría en bajar, por ejemplo una película de 700 megabytes con nuestra conexión de "30 megas"

700 megabyte x 8 bits/megabyte = 5600 megabits

5600 megabits / 30 megabits/segundo = 186,666666 segundos (o sea 3 minutos y 6,6 segundos)

¿Cuanto debe importarnos esto?

Repito: Nada o casi nada.

¿Por qué?

Porque la tecnología pone capas para que no veamos nada de esto.

Es decir: en nuestra casa si abrimos la canilla sale agua y muy pocas veces (siendo optimista) nos preguntamos de donde viene el agua, como funciona la canilla, como subió si vivimos en un piso alto etc. En general no nos importa. Lo mismo nos pasa con la luz.; apretamos un botoncito y se hace la magia. Y así siguiendo con el televisor, el teléfono y otros aparatos domésticos.

No tenemos idea de como funcionan pero sabemos usarlos.

La abstracción de la tecnología es la clave para su éxito. En general no sabremos como funciona pero si sabremos usarla.

Por eso dejamos aquí y ahora de hablar de los números binarios y pasamos al I Ching donde nos vamos a encontrar con... los números binarios... :)

Ya en 1703, Leibniz declara su sorpresa frente a la total coincidencia matemática de la estructura y el ordenamiento de los hexagramas del I Ching con el sistema numérico binario ideado por él. (130 años antes de conocerse en Europa una versión del I Ching)

El I Ching o libro de las mutaciones empezó su historia 1200 años antes de Cristo.

  • Es un libro sapiencial y oracular.

  • Interesa por igual a científicos, matemáticos y sacerdotes.

  • Fue en su origen un libro sin palabras.

Nos dice, entre otras cosas:

"El hombre ha perdido su Tao, el sentido de su vida, su camino, y el que pierde su camino se ve invadido por la angustia de lo incierto."

“Es sin duda curiosa la coincidencia, tanto ideológica como formal, entre este arcaico sistema de predicción y los métodos modernos de prospectiva o “informática” con aplicación de la cibernética.

Ambos sistemas obedecen si se quiere a una “programación” para obtener respuestas a preguntas concretas y, en el “procesamiento” destinado a la elaboración tanto del “dictum” oracular como de la decisión del computador, se sirven de un mismo orden aritmético: el sistema binario.

Pero entre la respuesta dada por el procedimiento que se sirve de elementos electrónicos y la que brinda el oráculo divinatorio - por vía acaso electrofisiológica a través de las neuronas – hay una importante diferencia: la primera es producto de un proceso puramente causal que pretende prescindir de eventuales factores irracionales cuya posible intervención es infinita, mientras que la segunda es fundamentalmente acausal y toma en consideración las posibilidades tanto racionales como irracionales.

Tal vez las células nerviosas humanas constituyen un instrumento más adecuado para la exploración de incógnitas humanas que las células electrónicas de las computadoras más perfectas.”

D. J. Vogelmann ( Traductor al castellano)

Otro día vamos a hablar de Causalidad y Azar y la relación de todo esto con la física cuántica

Les dejo ahora por acá un poema de Jorge Luis Borges sobre el I Ching (o I King)

Para una versión del “I King”

“El porvenir es tan irrevocable

como el rígido ayer. No hay una cosa

que no sea una letra silenciosa

de la eterna escritura indescifrable

cuyo libro es el tiempo. Quien se aleja

de su casa ya ha vuelto. Nuestra vida

es la senda futura y recorrida.

El rigor ha tejido la madeja.

No te arredres. La ergástula es oscura,

la firme trama es de incesante hierro,

pero en algún lugar de tu encierro

puede haber una luz, una hendidura.

El camino es fatal como la flecha.

Pero en la grietas está Dios, que acecha.”


¿Y que tiene que ver Cristina con todo esto?

Bueno, ya que estaba con el I Ching consulté al oráculo. Hice con un intervalo de dos días dos preguntas. Acá van, junto a sus respectivas respuestas:

¿Es correcta la actitud, aparentemente prescindente, de Cristina en este momento?

Tun / La retirada

“El poder de las sombras está en ascenso. La luz se retira ante ellas para ponerse en seguridad antes que la oscuridad pueda dominarla. La retirada no se trata de una acción humana caprichosa, sino que más bien obedece a una ley natural. Es por eso que en este caso retirarse constituye la manera correcta de actuar, que no desgasta las fuerzas.

El dictamen:

Las condiciones son tales que favorecen a las fuerzas hostiles en su avance, favorecidas por la época. En este caso, la retirada es el camino correcto y así se logra el éxito. Este retiro no debe confundirse con la huida, en que se intenta salvarse a cualquier precio. Hay que tener cuidado para no dejar pasar el momento propicio mientras uno permanece en posesión de su fuerza y de su posición. Entonces seremos capaces de interpretar los signos de la época antes de que sea demasiado tarde para preparar esa retirada provisoria en lugar de entablar un combate desesperado entre la vida y la muerte. Pero no se trata simplemente de una huida desesperada abandonando el campo de batalla al adversario, sino de hacerle el avance más difícil oponiendo todavía resistencia en puntos aislados. De esta manera en la retirada uno ya prepara la contra-ofensiva. No es fácil entender las leyes de una retirada activa. El significado que contiene tal acción es importante.”

¿Qué debe hace Cristina en el 2019?

Shih Jo / La mordedura tajante

El dictamen:

“ Morder a través tiene éxito. Es favorable dejar que se ejerza la justicia.

Cuando un obstáculo se opone a la reunión, separarlo enérgicamente es lo más apropiado. Eso es válido en todas las situaciones. Allí donde la unidad no puede ser realizada, es siempre por el impedimento causado por un calumniador o por un traidor que actúa como traba y como freno. Entonces hay que morder enérgicamente para evitar que crezca un perjuicio durable. Tales obstáculos conscientes no desaparecen por ellos mismos. Juicio y castigo son necesarios para intimidarlos o separarlos.
Pero en una empresa semejante hay que proceder de la manera correcta. El hexagrama está constituido por la unión de Li, la claridad y de Chen, la excitación. Li es blando, Chen es duro. La dureza y la irritación serían por ellos solos demasiado violentos en la administración de un castigo. La claridad y la blandura, por ellas mismas, serían demasiado débiles. Unidas, estas dos propiedades realizan la medida justa. Es importante que el hombre a quien incumbe tomar la decisión sea blando de naturaleza mientras que, gracias a su posición, ejerza una acción que inspire el respeto."

Dejanos tu opinión

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Comentarios

Anónimo (no verificado) , Mié, 14/11/2018 - 20:59
Hice la prueba. Puse una pregunta en mi cabeza : "¿Qué m... es todo esto?"
Abrí el I Ching en cualquier parte y la primera frase que leí fue:
"Una manada de dragones sin cabeza" Me quedé pensando que más allá del alboroto que podría causar la manada, sin cabeza no hay boca, por lo cual no hay llamas arrojadas por la boca. Si se trata de dragones, creo que la falta de cabeza les hace perder gracia, quedan como "bajas calorías". ¿Ustedes que opinan?